7 junio, 2012

París (AFP). La agencia de calificación financiera Fitch rebajó este jueves tres niveles la nota crediticia de España, que cayó de “A” a “BBB”, y la situó en perspectiva negativa, lo que significa que Madrid podría ver su nota rebajada nuevamente.

Entre las razones evocadas por Fitch figura el “costo presupuestario de una reestructuración y una recapitalización del sector bancario español”, estimado por la agencia en unos 60.000 a 100.000 millones de euros, y la recesión en la que está inmersa España.

En otro estudio publicado minutos antes, Fitch hablaba de unas necesidades de entre 50.000 y 100.000 millones de euros.

Sobre la base de un costo de 60.000 millones de euros, la deuda pública bruta de España podría subir al 95% del producto interno bruto (PIB) en 2015, explica la agencia en un comunicado.

Asimismo, “España seguirá en recesión hasta el final del año y en 2013, mientras que en su previsión anterior Fitch esperaba que la economía se beneficiaría de una recuperación moderada en 2013”, agrega.

La nota de la deuda pública española está ahora a dos peldaños de ser considerada como especulativa.

Etiquetado como: