Firma señala que el país centroamericano tiene dificultades para poner en práctiva reforma fiscal aprobada

Por: Juan Pablo Arias 12 julio, 2013

San José

La firma calificadora de riesgo Fitch Ratings mantuvo las calificaciones internacionales en moneda local y extranjera de Guatemala en 'BB+', pero les puso perspectiva negativa.

En el 2012, el presidente Otto Pérez logró la aprobación de una reforma fiscal que no ha podido implementar.
En el 2012, el presidente Otto Pérez logró la aprobación de una reforma fiscal que no ha podido implementar.

Según un informe de la calificadora, la revisión de la perspectiva a "negativa" desde "estable" refleja el lento progreso de Guatemala para hacer frente a las debilidades estructurales que obstaculizan el crecimiento potencial y limitan la convergencia del ingreso per cápita a los niveles de sus pares con calificaciones similares.

"Las principales debilidades estructurales del soberano incluyen los bajos indicadores de desarrollo humano, de gobernabilidad y de negocios, así como las bajas tasas de ahorro e inversión. A pesar de un historial de estabilidad macroeconómica sustentada por políticas públicas conservadoras, las deficiencias estructurales del país continuarían limitando la calificación de Guatemala a la categoría 'BB' en el mediano plazo", señala el informe de Fitch.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, aprobó una reforma fiscal al inicio de su mandato en el 2012. No obstante, la agenda de reformas para hacer frente a las deficiencias estructurales del país se estancó en la Asamblea Legislativa de ese país.

Las remesas son el motor de la economía guatemalteca.
Las remesas son el motor de la economía guatemalteca.

"La confianza ha disminuido y no se descarta un mayor deterioro del clima de negocios, dado el entorno político cada vez más polarizado", agregó Fitch.

A juicio de la evaluadora, el país centroamericano enfrenta desafíos legales y de implementación a la reforma fiscal que podrían resultar en una recaudación impositiva menor a la esperada.

Fitch prevé que la deuda se estabilice por debajo del 25% del PIB en el mediano plazo. No obstante, el bajo nivel de recaudación de Guatemala limitaría su capacidad de sostener niveles de deuda más altos.

La calificadora indicó que el consumo es el principal motor del crecimiento del país (85% del PIB) y es financiado por las remesas familiares provenientes, principalmente, de EE.UU.

Etiquetado como: