Madrid obtuvo s una línea de crédito de 100.000 millones de euros para ayudar a sus bancos, pero sólo necesitó 41.000 millones

 31 diciembre, 2013

Bruselas

La zona euro dio por concluido este martes el plan de ayuda de 41.300 millones de euros otorgado a principios de 2012 al gobierno español para rescatar a los bancos con dificultades y se felicitó de su "éxito".

Bankia tiene ahora 7 millones de clientes.
Bankia tiene ahora 7 millones de clientes.

"El plan de ayuda del Mecanismo Europeo de Estabilidad para España termina hoy con éxito. Desde que empezó [...] el MEDE concedió 41.300 millones de euros al gobierno español para recapitalizar su sector financiero. España no pedirá nuevos programas de asistencia", indicó el MEDE, creado en 2011 para ayudar a los países en crisis de la zona euro.

Igual que en el caso de Irlanda, que salió del rescate hace algunas semanas, España tampoco necesitará un nuevo programa de préstamos de "precaución" para prevenir dificultades en el futuro.

Madrid obtuvo de Bruselas una línea de crédito de 100.000 millones de euros para ayudar a sus bancos, pero finalmente sólo necesitó 41.000 millones.

"Podíamos solicitar lo que quedaba [de la ayuda] hasta 100.000 millones de euros hasta hoy", recordó el ministerio español de Finanzas, que preveía salir del rescate en enero.

"Es un éxito impresionante", dijo Klaus Regling, presidente del MEDE, y aseguró que la ayuda ha contribuido a la "recapitalización de los bancos españoles con problemas, que hoy tienen bases sólidas".

"A pesar de los futuros desafíos, estoy convencido de que el apoyo de la zona euro, combinado con reformas estructurales, permitirá a la economía española generar un crecimiento sustancial y estable", aseguró.

Regling también se felicitó de "los esfuerzos de reforma de las autoridades españolas y de la capacidad de la población para aceptar dificultades temporales por el bien de una recuperación duradera".

El MEDE continuará trabajando con el gobierno español para asegurarse el reembolso total del préstamo en los plazos fijados.

La cuarta economía de la zona euro se vio afectada a la vez a partir de 2008 por la crisis internacional y el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Durante meses todos los gobiernos, de izquierdas y de derechas, rechazaron un plan de rescate europeo. Pero en junio de 2012, Madrid tuvo que aceptar un rescate limitado al sector bancario en el que el Fondo Monetario Internacional (FMI) sólo tuvo un papel de supervisor.

Después de dos años de recesión, la economía española salió de ella en el tercer trimestre de este año, pero su crecimiento sigue siendo débil y el país tiene una tasa de desempleo del 26%, una de las más altas de Europa.

Etiquetado como: