27 febrero
Warren Buffett, uno de los inversionistas más grandes del mundo, sugiere evitar las altas comisiones de Wall Street y optar por fondos. | AP
Warren Buffett, uno de los inversionistas más grandes del mundo, sugiere evitar las altas comisiones de Wall Street y optar por fondos. | AP

Nebraska (EE. UU.)

Los inversionistas que querían que el multimillonario Warren Buffett hablara sobre el estado actual del mundo en su carta anual a los accionistas de Berkshire Hathaway seguramente se sintieron decepcionados, pero pueden hallar consuelo en su persistente visión optimista sobre la economía.

Buffett enfatizó varios puntos que ha expresado en tiempos pasados, tales como su recomendación de evitar los elevados honorarios de Wall Street e invertir en fondos indexados de bajo costo.

Además, elogió el sistema de mercado del país por su capacidad de permitir que los estadounidenses continúen acumulando grandes volúmenes de riqueza en el tiempo.

A diferencia de la carta del año pasado, cuando el veterano partidario de los demócratas y de Hillary Clinton aprovechó la oportunidad para decir que pensaba que el país estaba en mucho mejor estado de lo que decían algunos candidatos presidenciales, Buffett no mencionó la política este año.

“Repetiré lo que he dicho previamente y espero decir en el futuro: los bebés nacidos hoy en Estados Unidos son los más afortunados de la historia”, escribió Buffett, que ha dicho que piensa que a la rama de la economía le irá bien durante la presidencia de Donald Trump.

Sin mencionar las políticas de Trump, Buffett hizo notar que una ola de inmigrantes talentosos y ambiciosos desempeñó un papel significativo en la prosperidad del país.

Elogios

El gerente de inversiones Cole Smead dijo que sintió que Buffett se pasó parte de la carta elogiando las virtudes de Berkshire, en lugar de hablar de cómo invertirá los $86.000 millones en efectivo de la compañía ni qué sucedió con la fallida oferta de $143.000 millones por Unilever, en la que Berkshire participó con 3G Capital.

Smead dijo que Buffett, de 86 años, y su socio de inversiones, Charlie Munger, de 93, parecen preocupados sobre lo que dejarán como legado y cómo se percibe a la firma.

Buffett usó la carta para explicar de las ventajas de los fondos indexados de bajo costo. Dijo que estima que los grandes inversionistas que usan asesores financieros que cobran mucho desperdiciaron $100.000 millones en la última década.

El fondo escogido por Warren Buffett tuvo una ganancia de 85,4% en ese período, mientras que los fondos de inversiones de alto riesgopromediaron una ganancia de 22%.