Economía

Clave Fiscal

La valoración de los bienes inmuebles

Actualizado el 28 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Economía

La valoración de los bienes inmuebles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ricardo González, abogado. Archivo
ampliar
Ricardo González, abogado. Archivo

El impuesto de bienes inmuebles se calcula sobre el valor de los terrenos y construcciones, según conste en la municipalidad respectiva al día primero de enero del año en que se va a cobrar el tributo.

Por esta razón es que todo inmueble debe tener un valor registrado.

Existen varias formas de establecer el valor de un inmueble.

La regla general es que los propietarios deben declarar el valor de sus bienes a la municipalidad donde se ubica cada uno de ellos y actualizar su declaración cada cinco años.

Este valor declarado, si es aceptado por el ente municipal, es la base de cálculo del impuesto.

En todo el país, el porcentaje del tributo es de un 0,25% sobre el valor del inmueble, pagadero cada año calendario.

La regla general es que los propietarios deben declarar el valor de sus bienes a la municipalidad

El valor de los bienes puede modificarse en forma automática cuando se realiza una venta del inmueble por una suma mayor a la que tenía registrada la municipalidad.

Lo mismo sucede si se constituye un gravamen hipotecario (ya sea hipoteca común o cédulas hipotecarias) por un valor mayor al registrado; o si se fracciona el terreno o se realizan construcciones o mejoras que representen un valor igual o superior al 20% del valor registrado.

Hace poco más de un año, se introdujo una reforma legal que permite a las municipalidades sancionar al contribuyente que no presente en tiempo las declaraciones de valor sobre sus inmuebles.

La multa consiste en un monto igual a la diferencia dejada de pagar; es decir, la suma del impuesto que no se pagó precisamente por la omisión de actualizar el valor del bien.

Eso significa que si el contribuyente se atrasa o simplemente no declara el valor de su propiedad con la periodicidad que la ley señala, los impuestos que deje de pagar por ello al final se convertirán en una multa.

Para tal efecto, la municipalidad respectiva está facultada para realizar de oficio la valoración de los bienes inmuebles cuyo valor no declararon o no actualizaron sus propietarios. Esto como un mecanismo para que a final de cuentas las municipalidades puedan recuperar la totalidad de los tributos no pagados.

PUBLICIDAD

La recomendación es entonces presentar en tiempo las declaraciones de valor de los bienes, a fin de evitar multas y costos adicionales. La omisión en estos casos no conduce a ningún ahorro.

  • Comparta este artículo
Economía

La valoración de los bienes inmuebles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota