Sentencias obligan a bancos a pasar créditos a colones y definir nuevas tasas

Por: Patricia Leitón 16 octubre

San José

Los tribunales de justicia han dictado tres sentencias este año en las cuales obligan a las entidades financieras a variar las condiciones de créditos en Unidades de Desarrollo (UDES) por considerarlas abusivas.

El Banco Nacional tiene actualmente 2.295 operaciones de crédito en Unidades de Desarrollo.
El Banco Nacional tiene actualmente 2.295 operaciones de crédito en Unidades de Desarrollo.

La unidad de desarrollo es una unidad de cuenta, creada por decreto ejecutivo publicado en La Gaceta, el 7 de abril de 1993, la cual se actualiza con el índice de precios al consumidor.

Su valor inicial, en 1993, era de ¢100 y los cálculos más recientes muestran que para el 10 de noviembre de este año alcanzará los ¢874,65.

Adriana Rojas, abogada que presentó los casos a los tribunales, en algunas ocasiones a nombre de la Asociación de Consumidores Libres (para la cual laboraba) y otros como abogada independiente, explicó que en los tres se declaró la nulidad absoluta de la Unidad de Desarrollo como cláusula abusiva en contrato de adhesión. Esto significa que el crédito debe pasar a colones desde el primer día.

De acuerdo con la documentación que aportó Rojas, la primera de tres sentencias que se dictaron este año fue la número 456-2017, del 4 de mayo del 2017, de la Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia, de un crédito otorgado por Bancrédito.

Las otras dos fueron la número 499-2017, del 11 de mayo del 2017, de la Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia, y la número 93-2017, del 25 de setiembre del 2017, del Tribunal Contencioso Administrativo, Sección I, ambas de préstamos dados por el Banco Nacional.

Controversias

En el caso de la sentencia del 4 de mayo del 2017 se trató de un empresario que contrajo un crédito con garantía hipotecaria en Unidades de Desarrollo, y luego de haber cubierto sumas cercanas al 50% del capital originalmente prestado, en un período de varios años, el principal adeudado era superior a la suma originalmente recibida.

La Sala ordenó pasar el crédito a colones y el porcentaje de interés debe ser fijado en la ejecución de la sentencia tomando para ello el establecido por el Banco, en la fecha de constitución del crédito de los actores, para créditos en colones, garantizados con hipoteca, por el plazo que se pactó originalmente la obligación, para deudores en categoría de riesgo clase A.

Mediante una respuesta escrita, Bancrédito respondió que por normas y procedimientos éticos ante sus clientes deben de esperar a la ejecución de la sentencia del proceso para dar su criterio.

Actualmente Bancrédito tiene alrededor de 30 créditos en esta unidad de cuenta.

En la segunda sentencia, del 11 de mayo del 2017, se trata de una mujer, vecina de Sabanilla, que adquirió un crédito en el 2005 por ¢16.586.383, que correspondía a 38.727 UDES, por 14 años; ocho años después había cancelado ¢18.868.059 y debía ¢18.045 843.En este caso, la Sala declaró nula la unidad de desarrollo en el contrato y obligó al Banco a pasarlo a colones.

"Lo relativo al saldo al descubierto, el monto de las cuotas mensuales que eventualmente deban ser canceladas por la actora y la aplicación a la tasa interés correspondiente, será definido en etapa de ejecución de sentencia. Deberá el Banco accionado recibir el dinero que la actora desee pagar en virtud de la operación", señaló la Sala.

La tercera sentencia, del 25 de setiembre del 2017, se trató de un pensionado que constituyó un crédito por 37.761 UDES, que equivalían, en ese entonces, a ¢15.116.105 colones, con el Banco Nacional. No obstante, después de haber pagado ¢26.567.632 en 10 años, le quedaba un saldo al descubierto por ¢11.443.059.

En este fallo también se anuló la unidad de desarrollo y se obligó a la entidad a pasarlo a colones. En los tres casos, explicó Rojas, están a la espera de la ejecución de la sentencia.

Saldo final

Se consultó al Banco Nacional sobre estas sentencias a lo cual la Dirección Jurídica respondió: "De las sentencias señaladas por usted, el Banco Nacional sólo ha sido parte en una de ellas y se está a la espera de que se realice el proceso de ejecución de sentencia para que queden definidas las obligaciones de las partes. Las medidas cautelares son resoluciones temporales que se dictan mientras se tramitan los procesos ordinarios por lo que las mismas no pueden considerarse sentencias. El Banco siempre ha sido respetuoso de las resoluciones que dicten nuestros tribunales".

El Banco Nacional tiene actualmente 2.295 operaciones de Unidades de Desarrollo, según informó la Dirección de Productos de Crédito.

Según Rojas, uno de los problemas que están enfrentando los deudores es que se topan con un saldo al final del periodo, que no tenían previsto.

Sobre el tema, la Dirección de Crédito Empresarial e Institucional del Banco Nacional respondió: "La existencia de saldos al final del plazo del crédito puede deberse a múltiples factores como la existencia de prórrogas al capital, otorgamiento de periodos de gracia, variaciones en el valor de la unidad de desarrollo, entre otros. Cada caso debe ser analizado en forma individual".

Esta no es la primera vez que clientes e intermediarios tienen enfrentamientos por los créditos en UDES. En el 2006, un grupo de consumidores realizó una queja ante la Defensoría de los Habitantes, la cual culminó en un informe final con recomendaciones de esta institución.

Rojas explicó que a raíz del procedimiento ante la Defensoría, se dejaron de otorgar nuevos créditos en UDES, se bajó la tasa de los existentes y se eliminaron los remates, además se ofreció a todos los deudores pasarse a colones, pero no todos lo hicieron.