Empresa invocó confidencialidad para evitar referirse a su situación financiera

Por: Óscar Rodríguez 21 septiembre, 2015
Tras la apertura efectiva del mercado de telecomunicaciones en el país, en el 2011, las ganancias del ICE bajaron hasta caer por tercer año en negativo. | RAFAEL PACHECO
Tras la apertura efectiva del mercado de telecomunicaciones en el país, en el 2011, las ganancias del ICE bajaron hasta caer por tercer año en negativo. | RAFAEL PACHECO

El negocio de telefonía y de Internet generó pérdidas al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) por tercer año consecutivo. La empresa pública tuvo un déficit de ¢2.200 millones, durante el primer semestre del 2015, según sus estados financieros .

Pese al resultado negativo, el ICE consiguió frenar el deterioro pues, el año pasado en el mismo periodo, la pérdida fue de ¢14.000 millones.

El déficit reportado por la compañía estatal coincide con el momento en que las primeras empresas privadas comenzaron a competir con el Instituto.

Pese a que La Nación consultó al ICE sobre las razones de sus pérdidas, la institución detalló que tal información es confidencial con base en la Ley Fortalecimiento y Modernización de las Entidades Públicas del Sector Telecomunicaciones (N.° 8.660), promulgada en 2008 .

Los estados financieros de la empresa pública tampoco tienen los datos del costo operativo y del administrativo, ni de las inversiones en telecomunicaciones, pues se suprimieron tras la ruptura del monopolio.

“Existen motivos estratégicos, comerciales y de competencia, amparados en el artículo 35 de la Ley 8.660 , que nos hacen resguardar los estados financieros”, afirmó Jaime Palermo, gerente de Telecomunicaciones del ICE.

Negocio resentido
Negocio resentido

Palermo achacó al marco regulatorio la afectación en las finanzas de los negocios de la institución, pero no brindó detalles.

El negocio de telecomunicaciones de la compañía pública también fue sujeto de una fiscalización tributaria que generó un pago de ¢15.000 millones al Ministerio de Hacienda durante el último año.

El resultado financiero incorpora la información consolidada del ICE, Radiográfica Costarricense (Racsa) y Cable Visión.

Ventas. Los ingresos por la venta de servicios de Internet y telefonías móvil y fija ascendieron a ¢287.300 millones en los primeros seis meses del año; es decir, un 1,1% más frente al mismo periodo del 2014.

En los dos últimos años, según los estados financieros, hubo un incremento en las ventas de la compañía estatal, tras un ajuste tarifario en el 2013.

“La política tarifaria debió revisarse de previo (a la apertura) para realizar su debido ‘rebalanceo’, de manera que aseguraran tarifas sin subsidios implícitos y servicios autosostenibles. Existe una grave situación con el servicio de telefonía fija”, reconoció Palermo.

Apertura. El deterioro en el negocio de telecomunicaciones coincidió con la apertura efectiva del mercado de ese tipo de servicios en el 2011, según información de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) .

Los datos muestran que el ICE tenía el 61% de la participación del mercado de telefonía móvil en el 2014, pero era del 90% en el 2011, primer año de competencia.

En el caso de la telefonía fija,también hubo una reducción pues, en el 2011, el 22,4% de la población del país tenía el servicio. El año pasado, era el 17,6%, según muestran los datos de Sutel.

Para Juan Manuel Campos, abogado especialista en telecomunicaciones, la competencia celular obligó a la empresa pública a hacer una estrategia de promociones para retener clientes y captar nuevos.

“En el mercado de telecomunicaciones hay que hacer más con menos personal. Esta es la tónica que se aplica donde hay tecnología”, recalcó Campos.

El gerente de Telecomunicaciones reconoció que, desde antes de la apertura, la compañía pública hizo una inversión significativa en sus sistemas transaccionales y en la reconversión de sus procesos.

Etiquetado como: