Por: Óscar Rodríguez 12 diciembre, 2015
Álvaro Ramos, jerarca de Supén, impulsará el tercer intento por hacer una reforma legal al FCL. | ARCHIVO
Álvaro Ramos, jerarca de Supén, impulsará el tercer intento por hacer una reforma legal al FCL. | ARCHIVO

La Superintendencia de Pensiones (Supén) encarará a partir del próximo año, el tercer intento de realizar una reforma a la Ley de Protección al Trabajador para modificar el Fondo de Capitalización Laboral (FCL).

La primera iniciativa fue impulsada por el entonces superintendente Javier Cascante en el 2008 . El objetivo principal fue suprimir el retiro del fondo cada cinco años, pero no fructificó.

La segunda propuesta fue presentada en el 2010, por Édgar Robles, quien era el jerarca de Supén en ese entonces. La iniciativa era destinar solo 1,5% del salario del trabajador al FCL y el restante 1,5% remitirlo a la pensión complementaria. El documento fue archivado en el 2012 por los legisladores.

Nuevo cambio. La nueva propuesta pretende eliminar el retiro del ahorro individual cada cinco años, depositar el 3% del ahorro individual directamente en la pensión complementaria del empleado y destinar un porcentaje del salario –aún por definir– en financiar un seguro de desempleo.

Los cambios deben ser avalados por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero antes de remitirlos al Congreso, explicó Álvaro Ramos, jerarca de Supén.

“No me asusta proponer la reforma legal, en el FCL hay un problema de estructura”, dijo.

Alejandro Solórzano, gerente general de Vida Plena, recordó que en las anteriores discusiones de reforma la principal oposición de realizar cambios legales fue de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

Por su parte, José Manuel Arias, gerente de BAC Pensiones, comentó que en el proyecto original de la Ley de Protección al Trabajador los recursos del ahorro individual solo se podían usar en caso de renuncia o despido del trabajador.

“La reforma que impulsará Supén parece querer lograr los objetivos que tenía el proyecto de ley en 1999 que fueron modificados por negociación política para permitir el retiro cada cinco años”, expresó Arias