Resultado de la prueba será secreto y solo las operadoras conocerán la nota

Por: Óscar Rodríguez 4 febrero, 2016
La salud financiera de las operadoras de pensiones complementarias será evaluada por primera vez durante este año por parte de la Supén. Clientes son atendidos en Popular Pensiones. ( Foto ilustrativa ) | ARCHIVO
La salud financiera de las operadoras de pensiones complementarias será evaluada por primera vez durante este año por parte de la Supén. Clientes son atendidos en Popular Pensiones. ( Foto ilustrativa ) | ARCHIVO

La Superintendencia de Pensiones (Supén) hará la primera calificación financiera de los fondos de pensiones en el primer cuatrimestre del año.

En la aplicación inicial a las operadoras de pensiones complementarias (OPC), el resultado será primero “de prueba” y, para el segundo cuatrimestre del 2016, estará lista la revisión definitiva.

Así lo acordó el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) tras realizar una modificación al reglamento para calificar la situación financiera de los fondos administrados por los entes regulados, publicada el 19 de enero en el diario oficial La Gaceta .

La primera calificación financiera que hará Supén será con base en los datos del 2015 suministrados por las OPC.

El objetivo del examen es evitar que los fondos entren de manera abrupta en grado de irregularidad y pongan en riesgo el dinero de los afiliados, según la normativa.

De esta forma, Supén podrá contener cualquier tendencia hacia un progresivo deterioro.

Sin embargo, los resultados de la evaluación serán secretos. Solo los conocerá la Supén, la operadora y el Conassif.

La nota obtenida no podrá ser revelada al público general, ni a los afiliados ni utilizada para fines publicitarios.

Luis Carlos Delgado, presidente del Conassif, enfatizó que la regulación no busca ocultar información a los afiliados, pues la evaluación está reservada por la Ley del Régimen Privado de Pensiones Complementarias.

“De hacerse pública esta calificación, se considera que se estaría infringiendo la ley ya que se podría inducir a los afiliados o cotizantes a equívocos o confusiones, al estarse transmitiendo información parcial, pues el objetivo es cumplir con el proceso de supervisión”, recalcó Delgado.

Danilo Ugalde, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP), detalló que la evaluación busca calificar la gestión de las OPC en la administración de los fondos de pensiones.

¿Qué se revisa? La Supén evaluará los riesgos de liquidez, tipo de cambios, tasas de interés, concentración de las inversiones, solvencia y objetivos estratégicos de cada fondo de pensiones.

Tras la revisión se pondrá una nota de 0 a 100. Si el rango va de 0 a 75 puntos se considera que la OPC tiene un riesgo operativo alto. De 75 a 85 es importante, de 85 a 90 moderados y de más de 90 puntos el riesgo se determina bajo.

El presidente del Conassif explicó que, si luego de la aplicación de la prueba se detectan situaciones de un eventual riesgo, la Supén puede ordenar la aplicación de un plan acción correctivo e incluso exigir una intervención en un caso extremo.

“Es importante considerar que esta calificación de riesgos tiene un carácter preventivo; es decir, no necesariamente se refiere a riesgos que se han materializado, sino evitar que se materialicen”, aseguró Delgado.