Édgar RoblesSuperintendente de Pensiones

Por: Óscar Rodríguez 28 octubre, 2013

Édgar Robles, superintendente de Pensiones.
Édgar Robles, superintendente de Pensiones.

La Superintendencia de Pensiones (Supén) lleva varios años alertando sobre la situación del IVM. Su jerarca Édgar Robles, dice que la situación empeora cada vez más.

¿A qué se atribuye el alza en los gastos y menos ingresos?

El gasto en pensiones viene creciendo sostenidamente y muy por encima de las proyecciones realizadas por la Caja. Entre 2008 y 2012 hubo un incremento de un 86,7% en este rubro. Las situaciones antes señaladas se relacionan con el fenómeno del envejecimiento poblacional y por los cambios legales incorporados en 2005 y 2007 en el IVM que favorecen las pensiones adelantadas.

Las ganancias cayeron un 25%. ¿Sigue el sistema en peligro?

En las últimas décadas, la situación financiera del IVM nunca ha sido tan mala como en este momento y la situación sigue empeorando por la ausencia de medidas contundentes (de la Caja) que ataquen el problema de insostenibilidad actuarial que enfrenta el régimen. Por lo tanto, el futuro del IVM sigue en peligro y las posibilidades de corregir la situación son cada vez más escasas.

¿Ha hecho cambios la Caja para variar el futuro del IVM?

No, las medidas que se han adoptado en el régimen, en los últimos años, son irrelevantes para la sostenibilidad del sistema y más bien se han dado cambios reglamentarios que perjudican al régimen como permitir condiciones más ventajosas para pensionarse anticipadamente. El crecimiento en los gastos totales en el año 2012 (20%) más que duplican el crecimiento de los ingresos totales (8,5%), lo cual afectó directamente el crecimiento de la reserva para pensiones en curso de pago. Esta situación es insostenible en un futuro cada vez más cercano.