Presidente de aseguradora dice que no dará criterio hasta recibir plan

Por: Óscar Rodríguez 5 febrero, 2015
El INS tiene a 2.300 personas en convención colectiva. Empleados de la aseguradora atendían ayer a clientes en la oficina central. | DIANA MÉNDEZ
El INS tiene a 2.300 personas en convención colectiva. Empleados de la aseguradora atendían ayer a clientes en la oficina central. | DIANA MÉNDEZ

La Unión de Empleados del Instituto Nacional de Seguros (Upins) pretende que la aseguradora estatal pague bonificaciones anuales por productividad a sus empleados, financiadas con las utilidades de la empresa pública.

Gasto en personal
Gasto en personal

Dicha premio económico es uno de los puntos clave por incluir en la convención colectiva, reconoció José Luis Soto, secretario general de la Upins.

“Queremos introducir el concepto del bono, como un incentivo, de acuerdo con las utilidades de la institución”, reconoció Soto a La Nación .

Soto añadió que el estudio del esquema de bonos deberá determinarlo el Instituto Nacional de Seguros (INS). Por tanto, no quiso detallar un porcentaje específico de las ganancias de la empresa estatal.

La compañía aseguradora obtuvo, el año pasado, una ganancia neta de ¢47.000 millones, según sus estados financieros.

Sergio Alfaro, presidente ejecutivo del INS, declinó ayer referirse a la bonificación por productividad, pues la asamblea general del sindicato debe ratificarla antes.

Empero, en entrevista previa con La Nación, el pasado 21 de enero, fue claro en que el 75% de las ganancias del INS son para capitalizar la empresa y el restante 25% para el Estado, según la Ley Reguladora del Mercado de Seguros. Este año, la entidad trasladará, por primera vez, parte de sus ganancias al Gobierno, confirmó Alfaro.

En enero pasado, el sistema de premios económicos para empleados públicos fue fuertemente criticado por la Contraloría General de la República en el caso de la banca pública, pues consumió el 23% de su utilidad entre el 2006 y el 2012.

Utilidades netas
Utilidades netas

“La Contraloría no está en desacuerdo con la existencia del bono, sino que debe tener límite”, dijo el dirigente sindical.

La propuesta del directorio ejecutivo de Upins también incluye suprimir la potestad de los jerarcas del Instituto de despedir trabajadores sin justa causa, tal como lo define el artículo 160 de la convención colectiva. Los agremiados del sindicato votarán la iniciativa en marzo.

De aprobarse el plan sindical en la comisión bipartita que renegocia la convención colectiva, Upins estaría anuente a reducir el actual sistema de antigüedad y vacaciones.

No a salario global. La nueva administración de la aseguradora estatal y Upins iniciaron, el año pasado, un proceso de renegociación de la convención colectiva para bajar el costo de dicho acuerdo laboral en los gastos del INS.

El gasto en personal de la empresa pública significó, el año pasado, el 57% del gasto administrativo; es decir, ¢55.734 millones, según los estados financieros.

El presidente ejecutivo de la empresa estatal planteó incorporar el sistema de salario global (sin pluses) solo para los nuevos empleados que ingresen al Instituto. El objetivo con dicho cambio era integrar a parte de la plantilla de Insurance Servicios, subsidiaria del INS, dentro de la convención colectiva.

“Conversamos con el sindicato para hacer el salario global, pero no llegó a ser aprobado por el sindicato”, recalcó Alfaro.

El secretario general de Upins confirmó que, en octubre del año pasado, los afiliados al sindicato rechazaron, definitivamente, el nuevo esquema salarial planteado por el INS.

Líderes gremiales y la Administración del Instituto retomarán, este año, la renegociación de la convención colectiva, aunque no se ha definido cuándo.

Sobre la mesa de negociación

Antigüedad. En los primeros cinco años de laborar en el INS, los trabajadores recibirán entre un 6,8% y un 9,9% de sueldo adicional, del salario base, por concepto de antigüedad.

Escalonada. Para los empleados con 10 años de laborar en la aseguradora la antigüedad será del 7%; a quienes tengan 25 años de 4% y de 50 años y más el 3% del salario base.

Vacaciones. Los empleados amparados por la convención disfrutarán anualmente, tras 50 semanas de trabajo, un periodo de vacaciones pagadas. Los primeros cinco años las vacacaciones serán de 15 días. Del sexto al décimo año, 20 días libres al año. A partir del undécimo año, el periodo de vacaciones será de 30 días hábiles.

FUENTE: Convención Colectiva.