Banqueros lo atribuyen a menor liquidez en moneda local e incertidumbre

Por: Patricia Leitón 15 agosto, 2014
Oficinas del BAC San José en Tibás. En los bancos privados es donde ha crecido más el crédito en colones. El aumento empezó desde inicios del año 2011 y en julio pasado se frenó el auge. | ARCHIVO/GARRETT BRITTON
Oficinas del BAC San José en Tibás. En los bancos privados es donde ha crecido más el crédito en colones. El aumento empezó desde inicios del año 2011 y en julio pasado se frenó el auge. | ARCHIVO/GARRETT BRITTON
Se frenó alza
Se frenó alza

Los créditos en colones siguen creciendo, pero en los últimos dos meses se frenó el fuerte impulso que mantenían.

En la banca privada dichos créditos aumentan a tasas interanuales (de cada mes respecto al mismo mes del año anterior) del 40%, pero al menos en julio esta tasa ya no fue mayor a la del mes anterior; en la pública fue de 13%, donde se ha mantenido en los últimos tres meses.

El presidente del Banco Central, Olivier Castro, había manifestado preocupación por el crecimiento acelerado que tenían los créditos en colones. No obstante, tras los resultados de los últimos meses, dijo estar más tranquilo.

Poca liquidez e incertidumbre. Los banqueros atribuyeron los resultados a que hay poca liquidez en colones, a la incertidumbre generada por las elecciones nacionales y a que el crecimiento retorna a una tasa más normal.

“No hay liquidez en colones, se ha tenido que rechazar demanda”, manifestó Gerardo Corrales, gerente del BAC San José.

Juan Carlos Corrales, subgerente general de Desarrollo del Banco Nacional, añadió que los inversionistas frenaron sus proyectos en espera de los resultados de las elecciones presidenciales y el rumbo del nuevo gobierno, lo cual redujo la demanda del crédito.

“La moderación en la tasa de crecimiento del crédito era de esperarse y lo que sucede es que se va acercando a lo que debería ser una tasa de crecimiento razonable”, agregó Mario Rivera, gerente del Banco de Costa Rica.

Desaceleración
Desaceleración

En préstamos en dólares se mantuvo hasta julio una fuerte desaceleración. Empero, los banqueros esperan que la situación cambie en los próximos meses.

Juan Carlos Corrales explicó que influye el incremento en el tipo de cambio, un ligero incremento en las tasas de interés, mayor cautela de parte de los bancos al prestar en esta moneda, la nueva normativa de la Superintendencia General de Entidades Financieras –que entró en vigencia en su mayor parte en enero pasado–, y una reducción en el número de grandes proyectos.

“En el campo de la inversión de grandes proyectos, se ha percibido una reducción de demanda en nuevas inversiones en el sector turístico, zonas francas , desarrollos inmobiliarios y proyectos de generación eléctrica, los cuales típicamente ocupan créditos en dólares”, explicó.

Rivera consideró que en la medida en que el tipo de cambio reduzca su volatilidad los préstamos en moneda extranjera se dinamizarán de nuevo.

Etiquetado como: