Por: Óscar Rodríguez 22 marzo, 2014

La reforma legal al Fondo de Jubilaciones y Pensiones del Poder Judicial aprobadas por la Corte Plena, en agosto del 2013, son insuficientes para salvar al régimen.

Así lo indica la valuación actuarial hecha por la Superintendencia de Pensiones (Supén) al régimen especial.

“Las modificaciones aprobadas no resuelven el problema de sostenibilidad, sino que solo se extiende el plazo de insolvencia”, argumenta el análisis.

Alfredo Jones, director ejecutivo del Fondo, confirmó que la reforma está actualmente en el Congreso y quedará para análisis de la próxima legislatura.

“Si el nuevo estudio actuarial recomienda otras medidas para lograr en el tiempo el balance actuarial, no me cabe la menor duda que el Consejo Superior y la Corte Plena las analizarán y resolverán lo que corresponda”, aseguró Jones.

Entre los cambios, están subir el aporte de cotización del trabajador y el patrono hasta un 15% del salario, en vez del 9% y 11,75% actuales, respectivamente. Mientras, el Estado pasaría de 0,41% hasta 1,25%.

Además, elevar la edad de jubilación y calcular la pensión con los últimos 120 salarios en vez de 24. Empero, se mantuvo la pensión equivalente a 100% del salario.