Por: Óscar Rodríguez 26 abril, 2014

La modernización de la refinería inició en el 2007. | ARCH./JORGE NAVARRO
La modernización de la refinería inició en el 2007. | ARCH./JORGE NAVARRO

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) reclamó a la empresa estatal China National Petroleum Company (CNPCI) la devolución de $12 millones a Soresco que fueron utilizados para el pago salarios, beneficios, bonos y viajes a empleados chinos expatriados a Costa Rica.

Así se indica en un acuerdo de la Junta Directiva de la empresa nacional, del pasado 21 de abril, y lo confirmó a La Nación Litleton Bolton, jerarca de Recope.

Soresco es la empresa conjunta creada por China y Costa Rica encargada de contratar técnicos que justifican la modernización de la refinería de Moín.

Recope y CNPCI aportaron, cada una $50 millones, para al capital de Soresco.

“Hay diferencias de cómo se interpreta, en la empresa conjunta, el manejo y gastos del personal chino. Lamentablemente es un punto de controversia porque el acuerdo es claro de que no hay relación laboral entre los trabajadores de las partes (Recope y CNPCI) y la empresa conjunta (Soresco)”, aseguró Bolton.

Añadió que los recursos de plantilla no corresponden a Soresco, sino que es un gasto de la firma china.

Édgar Gutiérrez-Espeleta, ministro de Ambiente y Energía designado por Luis Guillermo Solís, ministerio rector de Recope, dijo que el próximo jerarca de la empresa pública deberá dar un reporte detallado del uso de los $50 millones invertidos por Recope.

“Cuentas sí se van a pedir (sobre la refinería china) tal como lo ha dicho el Presidente electo“, recalcó Gutiérrez-Espeleta.