Empresa atribuye desequilibrio en sus finanzas al pago del impuesto

Por: Óscar Rodríguez 19 agosto, 2014
Multas a Refinería
Multas a Refinería

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) pagó más de ¢96.600 millones en sanciones e intereses al Ministerio de Hacienda como resultado de auditorías fiscales realizadas por la Dirección General de Tributación (DGT) en los últimos cinco años.

Esa entidad fiscalizó las declaraciones del impuesto sobre la renta de la refinería y determinó que debió cancelar más dinero del declarado.

La DGT ha revisado en tres ocasiones a la compañía pública. La más reciente, de la cual La Nación tiene copia del informe, abarcó el periodo 2010-2011.

Para ese lapso, Tributación ordenó un pago de ¢7.000 millones de cuota principal e intereses, aunque la declaración de renta original fue de ¢0.

La fiscalización más onerosa para Recope fue la realizada en el 2010. Ese año, tuvo que cancelar casi ¢60.000 millones por revisiones de los periodos entre 2004 y 2008.

Claudio Ansorena, gerente general de la empresa estatal, atribuyó el desequilibrio financiero de la Refinadora principalmente a esas auditorías fiscales.

Hasta junio pasado, la entidad reportaba una pérdida de ¢10.000 millones.

El fisco ordenó, en junio anterior, el pago de renta a Recope por ¢7.000 millones tras auditar el periodo fiscal 2010-2011. No obstante, en ese año fiscal la compañía pública había declarado un pago de ¢0 de renta. | JORGE ARCE.
El fisco ordenó, en junio anterior, el pago de renta a Recope por ¢7.000 millones tras auditar el periodo fiscal 2010-2011. No obstante, en ese año fiscal la compañía pública había declarado un pago de ¢0 de renta. | JORGE ARCE.

“Recope está en una situación delicada. Si tenemos que pagar, debemos ver de dónde sacamos el dinero, sea por nueva deuda o por inversiones futuras que dejaremos de hacer”, aseguró Ansorena.

Enfrentados. Recope y Tributación tienen años enfrentados por el pago de renta, y la compañía estatal incluso valora promover una reforma legal para quedar exenta.

Según la Refinadora, la Ley de sujeción al pago del impuesto de la renta a algunas instituciones del Estado, así como un voto de la Sala IV, la eximen del tributo. Un punto de vista que el fisco no comparte.

Además, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) no reconoce, en las tarifas, el pago del impuesto sobre la renta.

Aresep solo aprueba reservas de inversión por la venta de combustible y Recope considera que este rubro está exento del gravamen.

No obstante, para la DGT, los recursos generados por la empresa estatal son excedentes, por lo que sí se aplica el impuesto.

“Cobramos los periodos no prescritos. Si Recope persiste en la misma conducta (de no pagar renta), hacemos las auditorías para corregirlos”, explicó Carlos Vargas, director de Tributación.