Por: Óscar Rodríguez 24 enero, 2014

Juan de Dios Rojas, gerente general a.í. del Banhvi.
Juan de Dios Rojas, gerente general a.í. del Banhvi.

¿En qué consisten los proyectos de “llave en mano”?

Son iniciativas privadas en las que un desarrollador construye con recursos propios. Una vez terminado, vienen al sistema para que compre las casas. Ni el Banhvi, ni las entidades autorizadas participan en el proceso de fiscalización.

¿La Contraloría cuestionó la falta de supervisión previa?

No podíamos hacerla porque no había certeza de que los proyectos iban a llegar al sistema. Cuando acuden, les aplicamos una serie de condiciones para verificar que la construcción se realizó de manera correcta.

¿Qué garantía tenían de que los proyectos cumplían?

Se revisa el cumplimiento de disposiciones como tratamiento de aguas negras, permisos de construcción aprobados, cumplimiento del Código Sísmico y estudios de suelo.

¿Hubo riesgo en la utilización de recursos públicos por la falta de fiscalización?

A mi parecer, no. El Banhvi siempre pidió las certificaciones que antes mencioné.

¿Rechazaron proyectos por no cumplir esos estándares?

Mínimas observaciones. No tenemos evidencias para rechazar proyectos.

¿Qué cambiará ahora?

Los proyectos se registrarán de forma previa en las autoridades autorizadas. De esta forma, cuando lleguen al Banhvi tendremos un informe donde se certifique el control en las etapas críticas de construcción que serán definidas oportunamente por el Banhvi para la modalidad de “llave en mano”.