Francisco González hizo estos comentarios durante su intervención en una mesa redonda sobre la competitividad de la economía europea

 3 marzo, 2014

Lisboa

El presidente del banco español BBVA, Francisco González, declaró este lunes que las agencias de calificación de riesgo han sido las que más errores han cometido en la crisis financiera mundial y han provocado un daño colateral tremendo y, sin embargo, han salido "absolutamente indemnes".

El presidente del BBVA Francisco González, durante su intervención en la última sesión de la mañana del Foro Global España 2014, titulada
El presidente del BBVA Francisco González, durante su intervención en la última sesión de la mañana del Foro Global España 2014, titulada "La competitividad de la economía en un mundo global"

González hizo estos comentarios durante su intervención en una mesa redonda sobre la competitividad de la economía europea en el marco del Foro Económico Global que se celebra en la ciudad de Bilbao (norte).

Ante la posibilidad de que se pueda crear una agencia de rating europea, el presidente del BBVA consideró que se trata de un asunto "complejísimo".

"Tan complejo como que son de la cadena del sistema financiero las que más errores han cometido, han causado un daño colateral tremendo y han salido absolutamente indemnes de esta crisis", insistió.

Tras recalcar que se ha dado muchas vueltas a la posibilidad de crear esa agencia de calificación europea, reconoció que el mercado manda y hay que adaptarse a lo que diga el mercado.

"No sé hasta qué punto eso (la creación de es agencia) va a resolver los problemas de verdad" , manifestó. Añadió que que el asunto no tiene la "solución mágica".

En el mismo debate participó el comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier, quien expuso en más detalle las dificultades para crear la agencia de rating europea.

Su puesta en marcha costaría unos 300 millones de euros (unos $413 millones) y, en la actualidad, no hay dinero disponible para ello, dijo Barnier.

No obstante, reconoció que quizás sea el momento de pensar en su futura puesta en marcha y sugirió que, para su creación, habría que reunir a agencias más pequeñas que ya existen en Europa.