Por: Andrea Rodríguez Valverde 15 marzo, 2014

Luego de una jornada agitada el jueves pasado, donde el precio del dólar sufrió su caída más significativa (¢24,73) desde el 2006, ayer viernes la divisa sumó ¢1,8 a su valor y cerró en los ¢542,59 en el Mercado de Monedas Extranjeras (Monex).

Durante la sesión, se reportaron 522 operaciones, para un monto total negociado de $32 millones. La moneda extranjera llegó a alcanzar valores máximos de hasta ¢553,98 y mínimos de ¢537,05.

Los bancos también ajustaron sus precios en ventanilla y el máximo se ubicó la tarde de este martes 23 de mayo en ¢600. | ARCHIVO/A. MARÍN
Los bancos también ajustaron sus precios en ventanilla y el máximo se ubicó la tarde de este martes 23 de mayo en ¢600. | ARCHIVO/A. MARÍN

En esta ocasión tampoco fue necesaria la intervención del Banco Central, con operaciones de compra o venta, para estabilizar el precio del dólar. Esta semana, la entidad salió a vender dólares en tres ocasiones consecutivas (lunes, martes y miércoles) con montos mayores a los $58 millones.

De acuerdo con el director del Instituto en Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica, Max Alberto Soto, la fuerte caída que tuvo el dólar el jueves pasado responde a una combinación de factores, entre ellos, la mayor demanda de dólares del sector privado.

Otra posible razón fue el anuncio del Central, el jueves pasado, de que podría intervenir en el mercado mayorista con montos mayores para mantener la tendencia de mediano y largo plazo del dólar.