18 mayo, 2016
Panamá ha sido muy cuestionado por la filtración de datos del bufete Mossack Fonseca. | ARCHIVO
Panamá ha sido muy cuestionado por la filtración de datos del bufete Mossack Fonseca. | ARCHIVO

Panamá. Acan-EFE La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) prestará asistencia técnica a Panamá para que el país pueda implementar los mecanismos de intercambio de información fiscal a los que se ha comprometido recientemente.

Una delegación panameña se reunió este martes en París con miembros del organismo para oficializar el compromiso de Panamá con el intercambio de información fiscal a partir del 2018, pero sobre una base bilateral y no en el marco del dispositivo multilateral preparado por la OCDE, indicó la Cancillería del país de América Central.

“Creemos que fue una reunión productiva y que ha servido de base para crear una mecánica de diálogo abierto entre la República de Panamá y la OCDE”, exteriorizó en un comunicado el viceministro de Relaciones Exteriores, Luis Miguel Hincapié, a cargo de la delegación panameña.

Desde hace varios años, Panamá y la organización que engloba las 34 naciones más desarrolladas del mundo, entre las que no figura el país del Istmo, están en pugna por los mecanismos de intercambio de información.

Panamá se comprometió la semana pasada a compartir información bancaria de manera automática, a partir del 2018, solo con aquellos países con los que existan tratados bilaterales, tal y como hace Estados Unidos.

No obstante, la OCDE pretende que comparta datos sobre los clientes de su sistema financiero con los más de 80 miembros del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información Tributaria, independientemente de que se hayan suscrito tratados bilaterales.

El Foro es un organismo creado en el 2000 por la OCDE y cuyo objetivo es evitar la evasión fiscal y erradicar los paraísos fiscales.

Francia, tras la publicación de los denominados Papeles de Panamá, decidió volver a incluir a este país en su lista de paraísos fiscales, de la que había salido en el 2011 tras firmar un tratado bilateral de doble tributación e intercambio de información.

El sistema financiero y fiscal de Panamá ha sido duramente cuestionado luego de la publicación de la base de datos del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, contratado por personalidades de todo el mundo para crear sociedades offshore en distintos paraísos fiscales.