Supén realizó una visita sorpresa a las administradoras por aumento de quejas

Por: Óscar Rodríguez 25 mayo, 2016
A abril anterior, las OPC tenían 2,4 millones de afiliados al Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias, según datos de Supén. Popular Pensiones tiene el 59% de los afiliados. Ballardo Barquero (izquierda) acudió a Popular Pensiones, en abril anterior, a realizar un trámite de su Fondo de Capitalización Laboral y fue atendido por Luis Calvo. | JOSÉ DÍAZ
A abril anterior, las OPC tenían 2,4 millones de afiliados al Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias, según datos de Supén. Popular Pensiones tiene el 59% de los afiliados. Ballardo Barquero (izquierda) acudió a Popular Pensiones, en abril anterior, a realizar un trámite de su Fondo de Capitalización Laboral y fue atendido por Luis Calvo. | JOSÉ DÍAZ

Las operadoras de pensiones complementarias (OPC) están en una batalla por el “robo” de afiliados entre compañías.

La competencia por captar cada vez a más clientes provocó que las administradoras se acusen unas a otro de obstaculizar los trámites de libre transferencia de afiliados.

Así lo confirmaron, por separado, Popular Pensiones, BAC Pensiones y Vida Plena, a raíz de una consulta de La Nación .

De hecho, el pasado jueves 19 de mayo, la Superintendencia de Pensiones (Supén) efectuó una visita sorpresa a las seis operadoras complementarias, como consecuencia del incremento de las quejas.

La libre transferencia es el derecho de un afiliado de pasar de una operadora a otra sin costo alguno, según lo establece la Ley de Protección al Trabajador.

En el 2015 se dio un aumento en la cantidad de transferencias respecto al 2014, luego de que el trámite de traslado de afiliados pasara del Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere) a las operadoras complementarias.

Además, se autorizó a que la persona otorgue un poder especial a la operadora para hacer el procedimiento si el afiliado no puede hacerlo personalmente.

Según los Informes de Coyuntura del Sistema Nacional de Pensiones de la Supén, el uso de los poderes especiales generó mayores procesos de transferencia.

También hubo un alza de las quejas de usuarios por atrasos y rechazos de las solicitudes de libre transferencia por parte de las operadoras. En el 2014 se tramitaron ocho denuncias y el año pasado, esa cifra subió a 50.

La Supén no contestó este martes las consultas remitidas sobre el avance de la investigación de las quejas presentadas tanto por los afiliados como por operadoras de pensiones.

infografia
La libre transferencia de clientes se da desde el 2003. A finales del 2012 se dio un cambio que obligó al afiliado a hacer el trámite personalmente, lo cual redujo la cantidad de traslados.

Choque. José Manuel Arias, gerente de BAC Pensiones, confirmó que han presentado “cientos de denuncias” ante la Supén, contra otras OPC, por negarse a recibir los poderes especiales para hacer el traslado de afiliados.

“Hay operadoras que tienen restricciones. Por ejemplo, cinco clientes me dan un poder para hacer el traslado, pero cuando vamos a la operadora, solo me aceptan uno. Al día siguiente es igual. El resultado es que hay una presa de trámites”, aseguró Arias.

Marvin Rodríguez, gerente de Popular Pensiones, dijo que los traslados de hoy se dan en su mayoría por motivación de la fuerza de venta de las operadoras.

“La operadora de origen va a tratar de retener al cliente, pidiéndole que no se traslade. Puede ser que el proceso tarde un poco, mientras se llame al cliente”, reconoció Rodríguez.

Alejandro Solórzano, gerente de Vida Plena, confirmó que hay una disputa comercial, pues cada operadora busca “llevar más agua a su molino”.

“El tema aquí es si este proceso beneficia al afiliado. La idea no es limitar el derecho de traslado, sino que no se promueva por faltas expectativas o temas comerciales. Se trata de la pensión de la persona”, afirmó Solórzano.

La Supén aclaró, el año pasado, que el proceso de libre transferencia no podía tardar más de cinco días hábiles.

Al cierre del 2015, había 2,4 millones de afiliados al sistema obligatorio de pensiones complementarias.

El 59% del total de afiliados pertenecen a Popular Pensiones, según datos de Supén.