Podrán ofrecerse inventarios, cosechas y derechos sobre propiedad intelectual

 23 abril, 2015

El próximo 20 de mayo entrará en vigencia la Ley de Garantías Mobiliarias (N.° 9.246), que permite a empresas y personas dar en garantía para sus préstamos inventarios de mercadería, cosechas o derechos sobre propiedad intelectual.

Inventarios de bienes como el del minisúper Izalco en Barrio México pueden ser utilizados como garantía para un préstamo. | ALBERT MARÍN.
Inventarios de bienes como el del minisúper Izalco en Barrio México pueden ser utilizados como garantía para un préstamo. | ALBERT MARÍN.

La nueva regla facilita que la prenda de un crédito se pueda inscribir en el Registro Nacional de la Propiedad.

Incluso, el pasado 9 de abril, la Junta Administrativa del Registro emitió el Reglamento Operativo del Sistema de Garantías Mobiliarias. Según consta en la ley, las autoridades tenían un plazo de seis meses para aprobar esas normas.

Esta nueva legislación permite que acciones, bienes fungibles, inventarios de mercancías, cuentas por cobrar, bienes muebles (excepto vehículos), cosechas, patentes comerciales y propiedad intelectual, sean los que califiquen como una garantía prendaria.

Danilo Montero, director ejecutivo de la Asociación Costarricense para Organizaciones de Desarrollo (Acorde), reconoció que la ley les servirá mucho por el tipo de clientes que poseen, que en su mayoría son microempresas que precisamente ofrecen este tipo de respaldos.

Explicó que ahora se abre la posibilidad de registrar, de manera electrónica, una prenda ante el Registro y que, en caso de falta de pago del deudor, sea más fácil la ejecución de dicho respaldo.

Eduardo Alvarado, gerente general de la Cooperativa Nacional de Educadores (Coopenae), dijo que ahora se abre una oportunidad más para los interesados en obtener financiamiento y que, en esta institución, el análisis se hará caso por caso.

Gerardo Corrales, gerente general del BAC San José, reconoció que están interesados en utilizar este mecanismo, pero se encuentran a la espera de más reglamentación y de conocer con detalle la forma de hacer las inscripciones en el Registro Nacional.