Texto será enviado al Congreso; próxima Administración estudiará iniciativa

Por: Óscar Rodríguez 24 abril, 2014

El gobierno de Luis Guillermo Solís heredará la discusión de una reforma integral al mercado de valores de Costa Rica.

El vicepresidente, Luis Liberman, y Rodrigo Bolaños, jerarca del Banco Central, presentaron ayer el plan de Ley Reguladora del Mercado de Valores Costarricense, que será enviado “inmediatamente” al Congreso.

“Hay suficiente consenso sobre el proyecto de ley porque fue ampliamente consultado. Ahora, la propuesta pasa al Congreso para que haya un debate tranquilo entre los próximos diputados, porque estos no son temas fáciles”, aseguró Liberman.

Para Olivier Castro, jerarca designado por Solís en el ente emisor, sí es necesario hacer un cambio al mercado bursátil.

“Si el proyecto está adecuado, lo impulsaremos; pero si es necesario hacer alguna modificación, la haremos”, dijo Castro.

La iniciativa pretende dar mayor espacio y protección a los inversionistas y empresas en el mercado bursátil.

Además, abre la posibilidad a los pequeños inversionistas para tener acceso a los puestos de bolsa mediante sistemas electrónicos.

Grupo Britt está entre las compañías que han utilizado el mercado de valores del país para captar dinero. La firma empleó los recursos para financiar el proceso de crecimiento de sus tiendas en América. | ARCHIVO/GABRIELA TELLES
Grupo Britt está entre las compañías que han utilizado el mercado de valores del país para captar dinero. La firma empleó los recursos para financiar el proceso de crecimiento de sus tiendas en América. | ARCHIVO/GABRIELA TELLES

Observaciones. José Rafael Brenes, gerente de la Bolsa Nacional de Valores, afirmó que el costo de participar en el mercado bursátil es lo que impide la entrada de más inversionistas.

“El negocio de valores está totalmente regulado. El tema es que registrar a un cliente es un proceso oneroso”, recalcó Brenes.

Pablo Vargas, gerente de Grupo Britt, empresa emisora de deuda, reconoció que existen muchos costos escondidos e innecesarios en el sistema bursátil por lo engorroso de la regulación.

“Se necesita que el mercado de valores deje de ser un canal de distribución de deuda del Gobierno, y se vuelva un motor de traslado de fondos a la inversión”, dijo.

Añadió que a quienes toman decisiones nunca les preocupó que el ahorro del país financie la deuda pública, en vez de las iniciativas productivas.

Tipo de cambio. Por otra parte, Bolaños criticó ayer a su sucesor por querer estrechar las bandas cambiarias, sistema por el cual se determina el precio del dólar.

El funcionario enfatizó que un cambio de esa magnitud solo puede hacerlo la Junta Directiva del Banco Central.

“Una banda donde el colón pueda fluctuar poco es un tipo de cambio fijo. Eso sería una variación mayor en el sistema cambiario costarricense y compromete el control monetario del Banco Central”, aseguró el jerarca.

Mientras tanto, Olivier Castro, presidente designado en el ente emisor, señaló que su propuesta de achicar la “distancia” entre el piso y el techo cambiario será discutida ampliamente por los directivos y técnicos de la entidad.

“El hecho de estrechar las bandas no significa establecer un tipo de cambio fijo, pero creo que la apertura actual es excesiva”, aseguró Castro.