Por: Óscar Rodríguez 10 septiembre, 2016
La Caja prevé recibir el nuevo informe en diciembre. | ARCHIVO
La Caja prevé recibir el nuevo informe en diciembre. | ARCHIVO

El nuevo estudio actuarial al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) llegará con un retraso de seis meses.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), administradora del IVM, estimó, en setiembre del 2015, que el informe estaría listo en junio de este año.

La previsión se hizo el mismo día en que la Caja anunció junto con la Superintendencia de Pensiones (Supén) la resolución del contrato con el actuario Eduardo Melinsky.

Sin embargo, Jaime Barrantes, gerente de Pensiones de la Caja, reconoció que el análisis estará listo hasta diciembre.

La institución contrató en abril pasado, por ¢44,5 millones, a la Universidad de Costa Rica (UCR) para realizar el valuación actuaria independiente al régimen de jubilaciones.

“Entre mayo y junio elaboramos la información para la Universidad y ahora están en el proceso del análisis. Esperamos que el estudio esté listo entre noviembre e inicios de diciembre”, confirmó Barrantes.

Álvaro Ramos, jerarca de la Supén, dijo que el atraso en el inicio del estudio fue por el proceso de contratación administrativa.

“Me consta que tanto la Caja como la UCR han estado dispuestos a colaborar en el trámite”, afirmó el funcionario.

La nueva valuación independiente al IVM será el punto de partida para iniciar, en el primer trimestre del 2017, una consulta pública para reformar el régimen de pensiones.

Actualmente, en el fondo cotizan 1,4 de trabajadores, 60.000 patronos –en su mayoría privados– y el Estado.

Etiquetado como: