Planes incluyen plantas de energía, edificios para Ebáis y universidades

Por: Óscar Rodríguez 24 octubre, 2014
Para sacar adelante algunos proyectos prioritarios de infraestructura de obra pública, se acudió al Congreso con el fin de crear una ley específica de fideicomiso, como en el caso de la carretera entre San José y San Ramón, el cual será discutido en el plenario legislativo.
Para sacar adelante algunos proyectos prioritarios de infraestructura de obra pública, se acudió al Congreso con el fin de crear una ley específica de fideicomiso, como en el caso de la carretera entre San José y San Ramón, el cual será discutido en el plenario legislativo.

Cambios en la regulación para los fideicomisos de obra pública reanimaron ocho proyectos de infraestructura pública, que son administrados por la banca estatal.

Los bancos de Costa Rica (BCR) y el Nacional confirmaron a La Nación que están en el proceso de ajustar las iniciativas a la nueva normativa publicada en La Gaceta , el 3 de octubre, por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).

Entre los planes de ambas entidades públicas, destacan nuevas sedes universitarias, infraestructura de atención médica, pasos fronterizos y centrales para generar energía.

El valor de dicha cartera de proyectos asciende a por lo menos $680 millones. Sin embargo, en años anteriores ambos bancos llegaron a tener, en conjunto, iniciativas por $2.000 millones.

Un fideicomiso es un contrato, donde una entidad transfiere bienes o derechos a otra para que los administre. La nueva normativa facilita la utilización de esquemas innovadores de financiamiento.

Asimismo, eliminó restricciones como que solo se permitía estructurar un fideicomiso de infraestructura a partir de contratos de arrendamiento, o condiciones rígidas para la emisión de valores.

Pese a los cambios, especialistas consultados por La Nación coincidieron en que el alto déficit fiscal del Gobierno y el aumento de las tasas de interés, en colones y dólares, limitarán el uso de esta figura de inversión en el país.

Por otro lado, para agilizar el uso de los fideicomisos de obra se recurrió, en casos especiales, al Congreso para obtener un aval más expedito. Un caso es el proyecto de la carretera entre San José y San Ramón que será discutido en el plenario legislativo, luego de recibir el aval unánime en comisión.

Obras estatales
Obras estatales

Oportunidad. Mario Rivera, gerente del BCR, confirmó que están en el proceso de valoración de cambios a la cartera de proyectos y ajustes en contratos, de ser necesarios.

“Esperamos que con la nueva normativa se puedan incrementar los proyectos, con lo cual se obtendrían beneficios para el país, dadas las carencias de infraestructura pública”, afirmó Rivera.

Mario Jiménez, director de Banca de Inversión del Banco Nacional, dijo que cada obra tiene una estructura de financiamiento que tiene que ser revisada y ajustada al nuevo marco legal. Esta entidad bancaria tiene entre sus proyectos uno con Radiográfica Costarricense, pero la misma empresa informó de que no prevén reactivarlo.

Además de los bancos del Estado, otros entes financieros confirmaron su interés en estructurar proyectos. Sergio Alfaro, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Seguros (INS), afirmó que pretenden liderar la formulación de iniciativas de infraestructura.

“Ya tenemos iniciativas en consideración; sin embargo, no anunciamos ningún negocio hasta que esté debidamente formalizado”, recalcó Alfaro.

Alfonso Meléndez, gerente de Fideicomisos de Banco Improsa, dijo que a corto plazo participarán en proyectos de obra pública como administradores del fideicomisos.

Para Gerardo Corrales, gerente general del BAC San José, este tipo de instrumentos financieros son un mecanismo novedoso y será valorado dentro de la cartera de negocios de la entidad.