Disposiciones se simplifican, abren opciones y amplían acceso a ahorrantes

Por: Patricia Leitón 7 octubre, 2014
El proyecto térmico Garabito, que se ubica en el cantón de Montes de Oro de Puntarenas, se realizó por medio de la figura del fideicomiso.Con la nueva normativa, las empresas públicas o privadas pueden usar ese mecanismo para realizar proyectos o financiarlos. | ARCHIVO/ANDRÉS GARITA
El proyecto térmico Garabito, que se ubica en el cantón de Montes de Oro de Puntarenas, se realizó por medio de la figura del fideicomiso.Con la nueva normativa, las empresas públicas o privadas pueden usar ese mecanismo para realizar proyectos o financiarlos. | ARCHIVO/ANDRÉS GARITA

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) publicó, el viernes pasado, tres nuevos reglamentos que pretenden ayudar al financiamiento de la obra pública mediante mecanismos como el fideicomiso.

El fideicomiso es un contrato, donde una entidad transfiere bienes o derechos a otra para que los administre.

José Luis Arce, presidente del Conassif, explicó que la nueva normativa facilita la utilización de esquemas de financiamiento y encauza al mercado nacional hacia prácticas consistentes con las plazas internacionales.

Además, abre nuevas opciones y no restringe el acceso a las emisiones para determinados inversionistas.

German Brenes, gerente de Impuestos de Deloitte, explicó que en el país hay proyectos exitosos que se hicieron con la figura del fideicomiso, como los del ICE. Luego hubo una segunda generación de obras que no arrancaron, como la construcción de Ebáis y una tercera generación que se quieren hacer por fideicomiso, pero no emitiendo títulos, sino con créditos, como el edificio legislativo.

Banqueros y operadoras de pensiones están optimistas.

Gilberto Serrano, presidente de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), dijo que hay ánimo entre los banqueros, quienes ofrecieron al Gobierno $500 millones para canalizarlos hacia el desarrollo de infraestructura.

“Existe total disposición de las instituciones bancarias en impulsar la obra pública que tanto requiere nuestro país”, añadió Guillermo Quesada, presidente de la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras de Costa Rica.

“Las operadoras de pensiones complementarias podrán participar como adquirentes de títulos que tengan un rendimiento asociado adecuado, para así invertir los recursos de los afiliados”, expresó Danilo Ugalde, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones.