Dinero municipal acumulado en Hacienda creció un 33% el año pasado

Por: Óscar Rodríguez 1 junio, 2015
Vecinos de Piedra Blanca de Tabarcia, de Mora, trabajaban el jueves anterior en la construcción de una vía en la comunidad, financiada con recursos del impuesto único a los combustibles. El año pasado, los municipios no utilizaron ¢10.000 millones girados por el Gobierno. | LUIS NAVARRO
Vecinos de Piedra Blanca de Tabarcia, de Mora, trabajaban el jueves anterior en la construcción de una vía en la comunidad, financiada con recursos del impuesto único a los combustibles. El año pasado, los municipios no utilizaron ¢10.000 millones girados por el Gobierno. | LUIS NAVARRO

Las municipalidades del país desaprovechan cada año miles de millones de recursos transferidos por el Gobierno Central.

En el 2014, los 81 gobiernos locales recibieron ¢60.000 millones del Ministerio de Hacienda para arreglo de vías cantonales y obras comunales.

Sin embargo, no usaron el 40% del dinero; es decir, ¢24.000 millones, según la Memoria anual 2014 de la Contraloría General de la República.

La entidad señaló que el porcentaje de ejecución de los recursos girados por el Poder Ejecutivo es muy limitado en los gobiernos locales. El resultado es una acumulación de recursos sin usar en la Caja Única de la Tesorería Nacional.

Al 31 de diciembre pasado, los ayuntamientos tenían un saldo disponible de ¢45.000 millones, un 33% más frente al mismo periodo del 2013.

En los últimos cinco años años, el Gobierno presupuestó transferencias anuales por más de ¢30.000 millones a los municipios; pero, como hay dinero acumulado de años anteriores, el monto final es mayor.

Acumulado en caja única
Acumulado en caja única

Pese a las deficiencias en la ejecución de recursos señaladas por la Contraloría, líderes del sector municipal respaldan el plan de la administración de Luis Guillermo Solís de cumplir con la reforma constitucional, del 2001, que ordena trasladar no menos del 10% de los ingresos ordinarios a las municipalidades a lo largo de 10 años.

El primer paso para cumplir es elevar la transferencia de recursos para vías, en ¢126.000 millones, entre el 2016 y el 2018.

Karen Porras, directora ejecutiva de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL), afirmó municipios han aumentado, en los últimos años, el uso de recursos transferidos desde Hacienda.

“El traslado de dinero no generará un impacto al Gobierno, sino que ayudará a la mejora de la red vial”, aseguró Porras.

Desglose. El Poder Ejecutivo está obligado por ley a trasladar dinero a los gobiernos locales.

La mayoría del dinero dado el año anterior, corresponde al impuesto único a los combustibles, creado por la Ley de Simplificación y Eficiencia Tributaria. El año pasado fueron ¢37.000 millones, de los cuales se ejecutó el 74%. Quedaron pendientes de uso ¢10.000 millones..

Sin embargo, por leyes con destino específico, para obras comunales, los municipios recibieron ¢10.720 millones el año pasado; pero ejecutaron el 42%.

El porcentaje de utilización fue aún menor en las partidas específicas para obras comunales, solo se usó un 30% de los ¢12.000 millones recibidos en 2014.

German Mora, gerente del Área de Desarrollo Local de la Contraloría, considera que la limitada ejecución se relaciona con la ausencia de planificación de obras públicas.

Mora dijo que los municipios arrastran problemas en los servicios que brindan.

Según Gilberto Monge, vicepresidente de la Asociación Nacional de Alcaldías e Intendencias (ANAI) , las realidades municipales varían entre cantones.

“Las municipalidades somos más eficientes para usar los recursos para el arreglo de vías que las propias instituciones del Gobierno ”, recalcó Monge.

Además, dijo que la baja ejecución se debe, en parte, a que Hacienda gira los recursos entre noviembre y diciembre, lo que deja poco margen para utilizarlos.