Calificadora destaca fortaleza del ingreso nacional y crecimiento económico en comparación con otros países con la misma calificación

Por: Patricia Leitón 24 junio, 2015

San José

La calificadora internacional Moody's Investors Service ratificó la calificación de los bonos soberanos de Costa Rica en el grado Ba1, con perspectiva estable, según lo dio a conocer el 24 de junio en su informe anual de análisis crediticio de Costa Rica.

Las obligaciones con calificación Ba se consideran especulativas y están sujetas a un riesgo crediticio considerable, según las definciones de la calificadora.

"La decisión de la Calificadora se sustentó en un balance positivo entre la fortaleza comparativa del ingreso nacional del país y su dinámica de crecimiento e institucionalidad, toda vez que persiste la vulnerabilidad generada por sus altos déficits fiscales y una creciente carga de la deuda", explicó Juan Carlos Quirós, director de Crédito Público de Hacienda en un comunicado difundido esta tarde.

Para el primer vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas, el que se haya mantenido la calificación refleja una muestra de confianza en la labor que este Gobierno.
Para el primer vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas, el que se haya mantenido la calificación refleja una muestra de confianza en la labor que este Gobierno.

Factores positivos. Según Moody's, Costa Rica posee mayor riqueza per cápita y, generalmente, un crecimiento económico más rápido que sus pares de calificación. Para la Calificadora, Costa Rica puede crecer a un promedio de 3,9% en el quinquenio siguiente a partir del 2016, comparado con un 3,5% para la media de los soberanos calificados en similar categoría.

Otro factor que consideró en su decisión, fue la fortaleza de las instituciones costarricenses, lo que provee un alto grado de predictibilidad política. Según la Agencia, el país es la democracia más antigua en la región, y posee una larga tradición en la construcción de consensos, lo que contribuye a un alto grado de gobernabilidad, aunque lamentan que en las últimas décadas este aspecto positivo, no se haya materializado en la aprobación de una reforma fiscal.

En setiembre del 2014, la agencia estadounidense degradó la calificación de los bonos soberanos de Costa Rica, de Baa3 a Ba1, y como principal argumento mencionó la debilidad institucional para realizar los cambios necesarios con el fin de llevar estabilidad a las finanzas públicas.

Factor negativo. Actualmente señala que el recurrente déficit fiscal a partir del 2009 y la creciente carga de la deuda, siguen siendo los principales riesgos crediticios a mediano plazo para Costa Rica, y las principales limitantes para una mejora en la calificación.

"Si bien la Agencia se refirió favorablemente al manejo de la deuda realizado por esta Administración, expresado en los signos de mejora en la estructura y perfil de vencimientos de las obligaciones, el tema de vulnerabilidad fiscal es recurrente en los análisis realizados por otras calificadoras, bancos de inversión y organismos internacionales como Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional, los cuales han señalado la necesidad de una reforma fiscal que genere una ajuste de alrededor del 3,8 % del PIB", dice el Minsiterio de Hacienda en el comunicado.

Para el primer vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas, el que se haya mantenido la calificación refleja una muestra de confianza en la labor que este Gobierno viene realizando, en términos del avance en la gestión administrativa tributaria y de contención del gasto, así como en proyectos de ley enviados y por remitirse pronto al Congreso, con el objetivo de corregir el origen del desequilibrio fiscal. No obstante, para mantener esta confianza es preciso tomar decisiones que permitan revertir los desbalances fiscales lo antes posible.

"Estamos ante una oportunidad más para demostrar que Costa Rica es capaz de avanzar en la ruta hacia el Fortalecimiento de la Hacienda Pública, con la participación de todos los sectores involucrados, por ser esta la mejor opción que tenemos para fortalecer el modelo de Estado Social que el país ha construido durante años. Los mecanismos de debate, diálogo y cooperación para alcanzar este objetivo ya están abiertos",señaló el Jerarca.