Por: Óscar Rodríguez 2 febrero, 2015
El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social propondrá que el monto de las pensiones a cargo del Presupuesto Nacional se actualicen a la evolución del costo de la vida cada año.
El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social propondrá que el monto de las pensiones a cargo del Presupuesto Nacional se actualicen a la evolución del costo de la vida cada año.

El Ministerio de Trabajo prepara una iniciativa legal para que el monto de las pensiones financiadas por el Gobierno se ajuste al costo de la vida.

La medida tratará de frenar el rápido crecimiento del gasto en las jubilaciones de los exdiputados y de las personas retiradas en el régimen de Hacienda.

En el caso de los exlegisladores, el monto de la jubilación se revaloriza cada año un 30% de manera automática.

En el de los pensionados por Hacienda, la persona se jubiló con el último salario devengado. Además, el ajuste que reciben se hace como si aún trabajara, pues se le reconoce el salario base, la dedicación exclusiva, anualidades y carrera profesional. De este grupo son casi 7.000 personas retiradas.

Alfredo Hasbum, viceministro de Trabajo, comentó que la jurisprudencia sobre derechos adquiridos favorece a quien se haya jubilado por algunos de estos regímenes.

“Entre los ajustes contemplados está que todas las pensiones, sin excepción, se revaloricen exclusivamente por el costo de la vida que decrete el Poder Ejecutivo”, aseguró Hasbum.

Buen ambiente. Los diputados liberacionistas Sandra Piszk y Antonio Álvarez Desanti, junto con el oficialista Ottón Solís, confirmaron que hay buen ambiente en el Congreso para frenar el aumento desmedido de las pensiones, en especial de exdiputados.

Piszk criticó que el Gobierno vaya a presentar una propuesta legal muy similar a la que ella introdujo el año anterior. Dicho proyecto está a la espera del primer debate en plenario.

“El crecimiento del gasto de las pensiones de los exdiputados es un desastre, debido a la revalorización. Hay que frenarlo pronto”, afirmó la diputada.

Álvarez recalcó que es urgente entrar a revisar los beneficios recibidos por los exlegisladores, pues pese a ser un grupo pequeño consumen grandes cantidades de recursos.

“Como los beneficios son difíciles de modificar, debido a los derechos adquiridos, la acción inmediata sería establecer un impuesto”, aseguró el verdiblanco.

Para Solís, el régimen de pensiones de los exdiputados es el ejemplo claro de grupos políticos que han utilizado su poder para beneficiarse.

“Hay que tomar medidas. Esto no puede ser. Espero que los exdiputados no digan que no sabían y que el cheque les llega sin darse cuenta”, dijo el fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC).