Por: Óscar Rodríguez 26 abril, 2014

Max Alberto Soto, director del Instituto de Investigaciones de Ciencias Económicas (IICE).
Max Alberto Soto, director del Instituto de Investigaciones de Ciencias Económicas (IICE).

¿En qué consistió el estudio que hicieron sobre la refinería?

Revisamos los análisis de prefactibilidad del proyecto. Sin embargo, la información (china) no venía para examinar de forma crítica los datos porque no se sabía cómo lo hicieron. Pero el informe de WorleyParsons sí tenía los datos.

”Nuestra conclusión es que hubo deficiencias serias en el análisis financiero (del proyecto) y suficientes como para invalidar el uso del estudio para la modernización de la refinería”.

¿Encontraron más debilidades en los estudios?

Hay ausencia de un análisis de riesgos en los estudios que es fundamental. El petróleo es un commodity y está sujeto a variaciones diarias. De no tomarse en cuenta estos riesgos se puede concluir erróneamente que el proyecto es viable, y no lo es.

”No hay un análisis de un margen de refinación y es fundamental para determinar si el proyecto es rentable”.

¿Por qué es importante el estudio del análisis financiero y de riesgo para el proyecto?

Cualquier proyecto tiene que ser rentable para llevarlo financieramente adelante. Si una refinadora va generar pérdidas, para hacerla viable lo más fácil sería trasladarle el costo al consumidor vía precios.

”Sería irresponsable que Recope, siendo un monopolio, arregle los costos trasladándolos al usuario”.

¿Es conveniente seguir con el proyecto tal como está?

Con la información actual no es responsable, desde el punto de vista técnico, darle luz verde al proyecto.