Por: Óscar Rodríguez 8 marzo

El régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) cumplió, en el 2016, dos años consecutivos de reducción en las ganancias del fondo de pensiones.

El IVM pagó el año pasado ¢740.000 millones en pensiones a 238.644 jubilados.
El IVM pagó el año pasado ¢740.000 millones en pensiones a 238.644 jubilados.

El menor excedente del sistema (ingresos menos gastos) comenzó desde el 2014 cuando el superávit fue de ¢151.984 millones. Sin embargo, bajó en el 2015 y 2016 a ¢125.145 millones y ¢124.261 millones, respectivamente, según muestran los estados financieros del régimen.

Los excedentes del fondo se usan para capitalizar la reserva del IVM y garantizar el pago futuro de pensiones.

Ganancia en descenso
Ganancia en descenso

La baja en las ganancias ocurre porque el pago en jubilaciones del régimen creció un 10% anual en cada uno de los dos últimos años (2015 y 2016).

Sin embargo, el ingreso por cotizaciones aumentó el 7% cada año. La contribución fue de ¢740.542 millones en el 2016 y ¢688.335 millones en el 2015.

Para financiar el gasto total del régimen, de ¢891.053 millones el año pasado, y de ¢821.862 millones en el 2015, la Caja usó parte de las ganancias de las inversiones de las reservas.

Jaime Barrantes, gerente de Pensiones de la CCSS, reconoció que el año pasado tomaron de ahí ¢50.000 millones.

Etiquetado como: