Remuneraciones de los empleados consumen 70% del egreso de la Junta

Por: Óscar Rodríguez 11 marzo

La inversión social de Japdeva en la región caribeña tiene cinco años estancada.

La Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) destinó, en promedio, el 10% de sus ingresos para realizar obras a favor de la población limonense.

El año pasado, dicho monto ascendió a ¢4.900 millones.

El dinero se usó para lastrear caminos, arreglar canales en plantaciones bananeras y dar asesorías a pequeñas y medianas empresas agropecuarias y turísticas, según el informe de liquidación del Plan Anual Operativo 2016.

Resultado de Japdeva
Resultado de Japdeva

Pero hubo obras hechas por Japdeva por las cuales recibió dinero del Instituto Nacional de Desarrollo Rural (Inder) y la Corporación Bananera Nacional (Corbana), detalla el documento entregado a la Contraloría General de la República.

José Aponte, gerente de Administración Portuaria, reconoció que se estableció un límite al peso del gasto social, en la estructura de egresos, ante la falta de recursos dado que desde 2012, las tarifas por servicios portuarios no se actualizan .

El límite al gasto para el desarrollo se impuso para cumplir con su principal egreso, que es el costo de la planilla conformada por 1.465 trabajadores.

El pago de salarios, fondo de ahorro y cargas sociales consumió, en el 2016, el 70% del gasto de la empresa, es decir, ¢30.150 millones, según los estados financieros de la entidad.

Pablo Díaz, gerente general de Japdeva, aseguró que el año pasado lograron reducir el gasto en remuneraciones en un 2% comparado con el 2015.

Díaz explicó que se contuvo el pago en horas extra y no se contrata nuevo personal cuando se pensionan funcionarios.

Otro de los egresos afectados por el costo de la planilla es el de inversión de capital, aceptó Aponte. Este rubro ascendió a ¢1.757 millones el año pasado, es decir, el 4% de los ingresos de la institución pública.

Japdeva fue creada en 1963 para administrar los puertos del Caribe y promover el desarrollo. Se financia con la venta de servicios de los muelles.

Resultado adverso. Por otra parte, Japdeva cerró el 2016 con otro resultado financiero adverso.

La institución pública tuvo una pérdida de ¢1.473 millones.

De hecho, entre el periodo 2010 al 2016, la entidad portuaria solo tuvo superávit, en el 2012.

Wilfredo Mena, director Financiero de la Junta, explicó que la pérdida del año pasado se atribuye a gastos financieros y por la depreciación de activos.

“En el 2016 se hizo una revaluación de bienes, lo cual elevó la depreciación de los activos y, al final, se generó la pérdida”, explicó el funcionario.

Mena detalló que, pese al resultado, la institución tuvo una ganancia de operación de ¢5.119 millones, lo cual significó un aumento de más de ¢3.000 millones comparado con el 2015.

Japdeva tuvo el año pasado ingresos por ¢43.467 millones por la venta de servicio portuarios, lo cual significó un incremento del 7% frente al 2015, en términos reales, según los estados financieros.

Del lado del gasto, estos ascendieron a ¢44.941 millones durante el 2016, es decir, 9% más comparado con el año previo.

Tanto Aponte como Mena enfatizaron en que una actualización tarifaria permitiría a la entidad mejorar su finanzas.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) rechazó la última solicitud de alza en tarifas, en el 2013, porque Japdeva no presentó estados financieros auditados por una consultora externa.