Por: Óscar Rodríguez 18 diciembre, 2015

El pago de los intereses gana cada vez más peso dentro del déficit fiscal del Gobierno.

En los primeros 11 meses del año, dicho rubro significó un 2,4% del producto interno bruto (PIB), pero en el mismo periodo del año anterior ascendió a un 2,2%, informó ayer el Ministerio de Hacienda.

Mientras tanto, el déficit primario (excluidos los intereses de la deuda) tuvo una leve mejoría, pues pasó de un 2,9% de la producción el año anterior, a un 2,7% del PIB en el acumulado a noviembre pasado.

Helio Fallas, ministro de Hacienda, explicó que el esfuerzo en el aumento de los ingresos y en la contención del gasto permitió que el déficit fiscal del Gobierno fuera en total de un 5,1% del PIB en 11 meses de este año, que fue el mismo porcentaje reportado en el 2014.

En términos absolutos, el déficit ascendió a ¢1,4 billones.

Evolución del déficit fiscal.
Evolución del déficit fiscal.

Por otra parte, los ingresos totales aumentaron un 9,1% durante este año, mientras que los gastos totales lo hicieron en un 8,4%.

Fallas resaltó que es la primera vez, desde el 2011, en que los egresos aumentaron a una tasa menor.

El jerarca de Hacienda manifestó que, al analizar la evolución de los últimos 12 meses, hay una tendencia de incremento en los ingresos del Gobierno; mientras que los gastos reportan una desaceleración.