Contraloría detectó que esa entidad subestimó los ingresos y eso creó excedente

Por: Marvin Barquero 6 septiembre, 2016

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) pedirá prestados unos $12 millones, pese a que acumula cada año un superávit, por el cual tiene ya un acumulado de unos de $45 millones.

La deuda que adquirirá el ICT se destinará a completar la construcción del Centro Nacional de Congresos y Convenciones (CNCC). Las obras de este recinto están por iniciarse, aunque comenzarán con recursos propios de la entidad.

El ministro de Turismo y presidente de la Junta Directiva del ICT, Mauricio Ventura, explicó ayer que posiblemente se pedirá prestado para evitar que la entidad se quede sin reservas.

La entidad aportará de recursos propios $23 millones para construir el CNCC y agregará $12 millones mediante un crédito para completar $35 millones. Con eso se completarán los $31 millones que cobrará la empresa Edica, a la cual se le adjudicó la obra, y la reserva para supervisión imprevistos y equipamiento, aseguró el Instituto.

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) no puede quedarse sin reservas para emergencias y por eso se dejaría casi unos $11 millones de superávit y no los invertiría en la construcción del centro de convenciones, según los jerarcas de esa institución. | ALONSO TENORIO
El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) no puede quedarse sin reservas para emergencias y por eso se dejaría casi unos $11 millones de superávit y no los invertiría en la construcción del centro de convenciones, según los jerarcas de esa institución. | ALONSO TENORIO

El superávit del ICT se presenta por una subestimación de los ingresos provenientes de impuestos, reveló este año la Contraloría General de la República en una auditoría con datos a 2014. La entidad solicitó un informe acerca de la forma en que se aplicará ese superávit.

Los recursos provienen del cobro de $15 a quienes ingresen a Costa Rica, del 5% sobre el valor de los pasajes vendidos en Costa Rica y del impuesto del 5% sobre pasajes internacionales cuyo origen de ruta sea Costa Rica,

Repartición. Alberto López, gerente del ICT, dijo ayer que a finales de agosto le remitieron a la Contraloría el plan de inversión para esos recursos, estimando que al finalizar este año serán de unos $45 millones.

La mayor parte de los recursos, señaló, se destinará al CNCC. Aparte de los $23 millones para la construcción, se añadieron también fondos propios para imprevistos por unos $3,3 millones (adicionales a lo reservado en los $35 millones).

Además, se destinaron $1,5 millones para realizar la campaña promocional del turismo de reuniones, durante dos años, así como $2,5 millones para la campaña de atracción de líneas aéreas.

Finalmente, otros $3,5 millones se guardan por ley para la campaña de reactivación de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) turísticas.

Esto implica que el sobrante sea cercano a los $11 millones. Ese monto se utilizará como reserva de emergencias del Instituto, dijeron Ventura y López.

“No quisiera dejar a la institución descapitalizada, por eso puede ser más barato un crédito que quedarse con las manos vacías”, enfatizó el ministro Ventura.

Pablo Heriberto Abarca, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), respaldó el uso de los recursos de superávit para la construcción del (CNCC).

Dijo que es una obra muy necesaria para el país.