Entes remitirán a Aresep solicitud de ajuste tarifario antes de fin de año

Por: Óscar Rodríguez 21 agosto, 2014
La planta térmica de Garabito opera con un búnker de bajo contenido de azufre que Recope importó, pese a no tener una tarifa avalada. Ahora, ambas empresas intentan trasladar el sobrecosto a los consumidores. La Aresep tendrá la última palabra en este diferendo. | ARCHIVO
La planta térmica de Garabito opera con un búnker de bajo contenido de azufre que Recope importó, pese a no tener una tarifa avalada. Ahora, ambas empresas intentan trasladar el sobrecosto a los consumidores. La Aresep tendrá la última palabra en este diferendo. | ARCHIVO
Compra de búnker.
Compra de búnker.

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) intentan trasladar a los consumidores una millonaria pérdida que se generó por un error en la compra de búnker gourmet para la planta térmica de Garabito.

Mayid Brenes, director jurídico de Recope, confirmó que ambas instituciones realizarán, antes de finalizar el año, un planteamiento conjunto a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) para recuperar ¢10.000 millones.

No obstante, aún no está definido si el eventual ajuste deba incorporarse a la tarifa de hidrocarburos o electricidad.

“Hemos tenido reuniones para ir depurando los números y llegar a un planteamiento conjunto a la Aresep porque ambas instituciones somos entidades con precios regulados”, dijo Brenes.

La Nación remitió consultas al ICE, pero no hubo respuestas.

Sin embargo, el Instituto está en desacuerdo con pagar los ¢10.000 millones a Recope hasta tanto la Aresep no lo reconozca vía tarifas, alegó, en mayo anterior, Luis Pacheco, gerente de Electricidad. La refinadora inició, a final del 2013, el cobro administrativo al ICE.

Fundamento. Recope importó búnker gourmet, de manera exclusiva para el ICE, a un menor precio entre diciembre del 2010 y junio del 2013, según el estudio Estimación de las pérdidas incurridas por las venta del búnker de bajo azufre al ICE . Garabito opera con el gourmet por recomendación técnica, pues tiene menos azufre que el regular.

Desde el inicio, ambas instituciones sabían que generaría una pérdida, pero establecieron un convenio, en mayo del 2011, para hacer la compra de dicho combustible, aunque no estuviera reconocido tarifariamente.

Según dicho acuerdo, el ICE se comprometía a pagar el costo adicional de la importación, con respecto al precio regulado, pero hasta cuando la Aresep estableciera el nuevo costo que ocurrió en julio del año pasado.

Cuando Recope intentó hacer el cobro retroactivo, el ICE se negó a efectuar el pago. El argumento de la entidad fue que el sobrecosto del búnker, que se pagó por un periodo de casi tres años, no contaba con el respaldo de la Aresep.

Luis Carlos Solera, jefe de Estudios Económicos y Financieros de Recope, dijo que trajeron el búnker más caro, con el fin de garantizar el suministro eléctrico del país.

Precisamente, el gerente de Electricidad del ICE sostuvo ese mismo argumento. La Aresep será la entidad que tenga la última palabra sobre el diferendo de las dos empresas una vez que analice y resuelva la solicitud de ajuste tarifario.