En Garabito de Puntarenas, con este sistema se encontraron 528 viviendas que no declararon

Por: Patricia Leitón 11 enero
Viviendas en Escazú y Santa Ana. El impuesto a casas de lujo se paga en los primeros 15 días de enero y su recaudación debe ser usada para financiar viviendas para familias pobres. El cobro comenzó en el 2009 y finalizará en el 2019, pues se creó para una década. | RAFAEL MURILLO/ARCHIVO
Viviendas en Escazú y Santa Ana. El impuesto a casas de lujo se paga en los primeros 15 días de enero y su recaudación debe ser usada para financiar viviendas para familias pobres. El cobro comenzó en el 2009 y finalizará en el 2019, pues se creó para una década. | RAFAEL MURILLO/ARCHIVO

San José.

El Ministerio de Hacienda anunció este miércoles la aplicación de una nueva herramienta para detectar a los evasores del impuesto solidario, también conocido como impuesto a las "casas de lujo".

Se trata del Sistema de Información Geográfico Tributario, el cual detecta a quienes evaden con un software libre, por lo cual no tiene costo.

En la foto Helio Fallas, ministro de Hacienda y Rosendo Pujol, ministro de Vivienda.
En la foto Helio Fallas, ministro de Hacienda y Rosendo Pujol, ministro de Vivienda.

Está herramienta permite localizar todos los bienes inmuebles, cuyos dueños deben tributar.

En Garabito, por ejemplo, encontraron 528 viviendas que no han tributado.

Marietta Montero, directora de Evaluaciones Administrativas y Tributarias del Ministerio de Hacienda, explicó que hay varios tipos de evasión. Pueden haber inexactos, es decir, bienes con menor valor; ocultos, que no declararon; omisos, que a veces sí declaran y a veces no y los morosos, que declaran y no pagan.

Con la herramienta se analizan los condominios y si hay uno que paga el tributo, entonces el resto debe hacerlo.

La Ley de Impuesto Solidario para el Fortalecimiento de Programas de Vivienda se creó en el 2008 y rige desde el 2009, tras la creación de su reglamento.

El objetivo de este impuesto es financiar los programas públicos dirigidos a la dotación de vivienda digna para personas y familias en condición de pobreza y pobreza extrema.

Presentación en el Ministerio de Hacienda. La herramienta analiza los condominios y si hay uno que paga, el resto debe hacerlo.
Presentación en el Ministerio de Hacienda. La herramienta analiza los condominios y si hay uno que paga, el resto debe hacerlo.

El tributo recae sobre el valor de los bienes inmuebles de uso habitacional, que sean utilizados en forma habitual, ocasional o de recreo; incluye tanto las instalaciones fijas como las permanentes.

Este año el tributo lo deben pagar los dueños de casas cuyo valor de construcción supere los ¢126 millones y su declaración y pago vence el próximo 16 de enero.

Para calcular el tributo, primero se define el valor de la construcción principal y accesoria (ranchos, piscinas y muros, entre otros), para lo cual el Ministerio de Hacienda tiene el Manual de valores base unitarios por tipología constructiva.

Si el valor de la construcción supera el monto exento, entonces el contribuyente calcula el valor del terreno. La suma de los dos montos genera el valor total de la unidad habitacional y, sobre este, se aplica la tarifa escalonada del impuesto.

Montero explicó que se trabajó con las municipalidades y las universidades, y con Google Earth se tomaron fotos.