Intercambio de títulos genera reducción en el pago por ¢165.000 millones para el 2016

Por: Óscar Rodríguez 30 octubre, 2015
Sede principal del Ministerio de Hacienda en San José. | ARCHIVO
Sede principal del Ministerio de Hacienda en San José. | ARCHIVO

El Ministerio de Hacienda logró un canje de bonos de deuda interna por ¢305.931 millones, entre enero y octubre anterior, lo cual significó un incremento de un 7% frente al 2014, cuando el monto canjeado ascendió a ¢286.717 millones.

Esta acción le permite a Hacienda reducir en ¢165.000 millones los pagos que debía cancelar a los bonistas en el 2016.

El monto de títulos intercambiados, en 10 meses del 2015, es el más alto reportado en los últimos nueve años, informó la institución en un comunicado.

¿Qué es un canje de deuda? En un canje de deuda, el Ministerio de Hacienda le ofrece a quien adquirió el título, renovarlo en nuevas condiciones, con lo cual la institución pospone el pago de la suma invertida por el acreedor. De esta forma, logra ampliar los vencimientos de los títulos y reducir la presión de requerimiento de recursos.

La tesorera nacional Martha Cubillo explicó que con los canjes realizados consiguieron disminuir en ¢165.000 millones los montos de vencimiento de títulos de deuda interna para el próximo año.

"Para las series con vencimiento en setiembre y noviembre del 2015, los montos se han reducido cerca de 65% y 71% respectivamente", resaltó Cubillo.

La funcionaria añadió que el intercambio de deuda permite reducir las presiones del flujo de caja para los próximos meses y alargar los vencimientos de la deuda interna del Gobierno Central.

Adicionalmente, Hacienda detalló que la reducción en las tasas de interés de colocación de la deuda interna, durante este año, oscilan entre 2,25 y 2,80 puntos porcentuales.

Específicamente, para el mes de octubre, las reducciones en las tasas fueron 1,10 puntos porcentuales en los plazos de tres, siete y 10 años.

Helio Fallas, ministro de Hacienda, comentó que el canje de deuda ha evitado que el Gobierno genere presión en las tasas de interes del mercado local.