Cifra aumentó en ¢6.500 millones, un incremento del 63% entre el 2013 y 2015

Por: Patricia Leitón 29 septiembre, 2014

Los presupuestos de los ministerios y otras entidades para pagar contratos privados de seguridad y limpieza crecen a grandes pasos.

En el 2013, se gastó en esa área cerca de ¢10.000 millones. Para este año el presupuesto pasó a unos ¢13.600 millones y para el 2015 subirá a ¢16.789 millones. Este incremento fue de 63% en dos años.

En algunos ministerios como el de Salud dicha erogación se triplicó en el 2015 con respecto al 2014, y en otros como Educación aumentó más del doble.

Víctor Montero, se encarga del aseo en la Asamblea Legislativa. Para el 2015, la entidad planea atender el 100% de los edificios con contratos privados de limpieza y seguridad. | JOSÉ CORDERO
Víctor Montero, se encarga del aseo en la Asamblea Legislativa. Para el 2015, la entidad planea atender el 100% de los edificios con contratos privados de limpieza y seguridad. | JOSÉ CORDERO

El viceministro de Hacienda, José Francisco Pacheco, se mostró sorprendido por el alza, pues la demanda estatal de esos servicios no cambia a ese ritmo. Por ello, anunció que lo investigará.

“Quiero ver con lupa este tema; vamos a pasar primero por los alquileres, y quiero sacar las conclusiones que veo ahí en materia financiera y alquileres, y después ver esto de los servicios de gestión”, comentó Pacheco.

El diputado del Partido Acción Ciudadana y presidente de la Comisión de Asuntos Hacendarios, Ottón Solís, incluyó en su megamoción un recorte de ¢5.021 millones en la partida de servicios generales, la cual incluye los contratos de seguridad y limpieza.

Por medio de este ajuste, Solís quiere obligar a las entidades a renegociar los contratos y buscar mejores precios.

Entidades públicas consultadas por La Nación explicaron que antes esos servicios los hacían funcionarios de planilla, pero poco a poco se han contratado a empresas privadas, y cada año aumenta el área cubierta por las firmas particulares, por eso crece el presupuesto.

Pacheco detalló que al cambiar el esquema de los funcionarios públicos a empresas privadas se consideró que salía más barato.

“De repente yo veo el crecimiento, al menos ahora, de estos contratos y ya me cuestiono si son tan beneficiosos o no para las finanzas públicas, no los satanizo hasta que no tenga números”, comentó el viceministro.

Las entidades también explicaron que una parte de estos contratos se realizan por medio del sistema CompraRed, que es el mecanismo de compras públicas en línea que utiliza el Gobierno Central.

Algunas señalaron que usan una figura llamada convenios marco, mediante la cual varias entidades se unen para comprar un bien o un servicio, lo cual ayuda a lograr mejores precios.

La Nación solicitó al Ministerio de Hacienda, que administra CompraRed, la lista de contratos de seguridad y limpieza de los últimos tres años, pero hasta el viernes pasado no había sido posible obtener respuesta.

Hizo subir consultorías. Pacheco explicó que estos contratos se incluyeron en la partida 10.406 llamada servicios generales, dentro del presupuesto ordinario de la República que entregó el Gobierno el 1°. de setiembre pasado.

A su vez, este rubro se incluye dentro del que se denomina “servicios de gestión y apoyo” que son las llamadas consultorías.

El funcionario comentó que en el presupuesto del 2015 recortaron casi todas las consultorías con relación al plan del 2014, como los servicios médicos, jurídicos, de ingeniería y de desarrollos informáticos. Solo crecieron los de ciencias económicas y el rubro “otros”.

No obstante, el aumento en servicios generales compensó estos recortes y toda la partida de consultorías aumentó ¢3.175 millones respecto del plan del 2014. En la megamoción de Solís se recorta dicho incremento, entro otros.

infografia