La estrategia, además, incluye la capacitación al personal para el uso de las nuevas herramientas

Por: Patricia Recio 21 agosto, 2014

El Ministerio de Hacienda intensificó el uso de herramientas informáticas en el Servicio Nacional de Aduanas, con el fin de mejorar los controles sobre lo declarado para el ingreso y salida de mercancías.

Las exportaciones bajaron a la mitad su tasa de crecimiento y las importaciones bajaron en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año anterior.
Las exportaciones bajaron a la mitad su tasa de crecimiento y las importaciones bajaron en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año anterior.

Las mejoras permitirán ampliar los controles sobre la subfacturación y conforma dos componentes para habilitar instrumentos de control del valor y mejorar las aplicaciones informáticas para potencializar las herramientas de control.

La estrategia, además, incluye la capacitación al personal para el uso de las nuevas herramientas, así como el uso del sistema informático TICA para el control aduanero.

Hacienda comunicó que el primer instrumento de control consiste en una base de datos integrada por valores de mercancías sensibles por riesgos detectados en las aduanas.

Además, se realizaron mejoras a la consulta web del sistema TICA sobre el valor por parte de los funcionarios que deben revisar las mercancías, con el objetivo de que puedan consultar de manera rápida y sostenida declaraciones de importación, así como revisar valores relacionados con las mercancías que tengan en ese momento.

Según Hacienda, ambos instrumentos permitirán al personal aduanero realizar análisis comparativos y disponer de un mayor juicio sobre el valor que se anota en la declaración aduanera que se tiene en revisión.

En caso de presentarse inconsistencias o diferencias sustanciales entre la información que dispone la Aduana y el valor declarado, se podrá aplicar el procedimiento de Duda Razonable, que permite a la autoridad aduanera cuestionar la veracidad o exactitud de la información presentada y solicitar al importador los documentos necesarios para comprobar el valor declarado.