Por: Patricia Leitón 24 noviembre, 2014

El Ministerio de Hacienda todavía no tiene una posición sobre la posibilidad de aplicar el sistema de salario único en el Gobierno Central.

No obstante, según explicó el ministro de Hacienda, Helio Fallas, en el 2015 darán un primer paso para frenar los crecimientos en las remuneraciones con ajustes al salario total, y no como se hace hasta ahora, con incrementos a la base que luego elevan los sobresueldos.

“En las conversaciones que se van a realizar en conjunto con el Ministerio de Trabajo, ese (salario único) podría ser un tema por considerar, pero aún no tenemos una posición clara sobre eso. Lo que sí hicimos es que el aumento que se hizo antes y el que se haría ahora sí va a considerar el monto total, o sea, no son aumentos directos a la base y después esperar a ver todos los efectos que eso tiene por los pluses, sino considerar el conjunto del salario”, comentó Fallas.

En la marcha del Día del Trabajador, el 1.° de mayo pasado, una de las protestas fue la oposición al sistema de salarios únicos. | ARCHIVO
En la marcha del Día del Trabajador, el 1.° de mayo pasado, una de las protestas fue la oposición al sistema de salarios únicos. | ARCHIVO

El incremento en el gasto por remuneraciones que se registró entre el 2008 y el 2011 es una de las principales causas del déficit actual del Gobierno.

En ese periodo, el gasto por remuneraciones se duplicó al pasar de ¢856.000 millones, en el 2008, a ¢1.513.597 millones, en el 2011. En el 2013, dicha erogación subió a ¢1.817.384 millones.

El alza se originó por un ajuste que se realizó en los salarios del Gobierno Central que pretendía acercarlos al resto del sector público, pero que luego se amplió debido a la conexión que hay entre unos y otros sueldos.

Sindicatos se oponen. El sector sindical se opone a la aplicación del salario único en el Gobierno Central.

“Hemos combatido la política de congelamiento del salario real promovida por diferentes Gobiernos y creemos que el salario único es parte de una estrategia para continuar insistiendo en que el gasto público es responsabilidad del régimen salarial público”, comentó Carlos Cabezas, secretario general de la Central General de Trabajadores.

Cabezas cuestiona que la propuesta de salario único implique ahorros en las arcas estatales, especialmente al comenzar su implementación (esto, debido a que el salario único supera al salario base, al inicio).

Se intentó tener una opinión del secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), Albino Vargas, sobre este tema, pero no fue posible localizarlo. Sin embargo, en proyectos anteriores que se han propuesto, esta organización ha manifestado su oposición.