Firmas no declararon en aduanas correctamente los productos que importaban para pagar menos tributos

Por: Patricia Recio 9 diciembre, 2015

Dos empresas que evadían impuestos debieron cancelar al Servicio Nacional de Aduanas del Ministerio de Hacienda, ¢109,1 millones.

Las compañías que Hacienda señala son reconocidas en el mercado, se dedican una a la industria alimentaria y la otra a la importación de vinos y licores. Tras auditorías se determinó que estas acumulaban deudas por ¢56,1 millones y ¢53 millones respectivamente.

El Ministerio de Hacienda se negó a ofrecer el nombre de las empresas aludiendo al principio de confideincialidad y normas tributarias.

En el primer caso el intento de fraude se originó a partir de una incorrecta declaración aduanera presentada por una agencia contratada por el importador, la que declaró leche modificada, en polvo y otros y no el producto correcto, que era preparación alimenticia de productos a base de leche en polvo y dextrina.

Según el Ministerio de Hacienda, se logró demostrar que con los análisis físico-químicos, que realizó el Laboratorio Aduanero, se podían recuperar los impuestos dejados de pagar por ese importador, al corregir 14 declaraciones aduaneras. La empresa importadora aceptó el error cometido y pagó la suma determinada.

No obstante, el expediente se envió a la Dirección Normativa de la Dirección General de Aduanas, para determinar si corresponden sanciones.

En el caso de la empresa importadora de licores, el problema se dio cuando la empresa ingresó 37.200 botellas de vino y tequila desde Argentina y México. El tequila fue declarado por una cantidad menor en botellas, mililitros y grado alcohólico, además, el registro sanitario no correspondía. Por su parte, el vino fue declarado ante Aduanas como botellas de vidrio vacías, con la aparente intención de evadir el pago de impuestos e incumplir los requisitos sanitarios que garantizan que los licores son aptos para el consumo humano.

En este caso, además del cobro, se presentó una denuncia ante las autoridades judiciales por el uso de documentos falsos, por lo que la investigación continuará a nivel penal.

El director general de Aduanas, Benito Coghi, destacó que además de los mencionados, hay "una importante cantidad de casos similares en proceso de investigación".