Diputado Ottón Solís cuestiona que se presupueste el incentivo para todos

Por: Patricia Leitón 6 octubre, 2014

El 99% de los empleados de los ministerios y entidades adscritas reciben un pago extra cada año debido a su buen desempeño.

El incentivo está en el artículo 5 de la Ley de Salarios de la Administración Pública.

Retribución por años servidos.
Retribución por años servidos.

Dicho artículo señala que “los aumentos anuales serán concedidos por méritos a aquellos servidores que hayan recibido calificación por lo menos de bueno, en el año anterior, otorgándoseles un paso adicional, dentro de la misma categoría, hasta llegar al sueldo máximo”.

Según los datos suministrados por la Dirección General del Servicio Civil, entre el 2007 y el 2012, en promedio, el 99% de los trabajadores fueron calificados como mínimo de buenos y, por lo tanto, recibieron el premio.

En el 2013 había 22.105 trabajadores en este sector. Para el próximo año, el Gobierno presupuestó ¢267.000 millones para pagar este incentivo, lo cual alcanza para darlo al 100% de los trabajadores.

La partida donde se incluye este monto se denomina “retribución por años servidos”.

Evaluación de los trabajadores.
Evaluación de los trabajadores.

Cuestionamiento de Solís. El diputado del Partido Acción Ciudadana, Ottón Solís, propuso, como parte de su megamoción, recortar esta partida, con el objetivo de obligar a los jerarcas a seleccionar de entre sus trabajadores a los mejores y no dar el incentivo a todos.

“Los jerarcas a todo el mundo califican bien (...) porque los jerarcas, para que les disimulen sus fechorías y para no echarse pleitos, y como nadie asume responsabilidades, que es lo que buscan mis normas en ese campo, a todo el mundo le ponen excelente y ya no tienen clavos”, declaró Solís.

La propuesta del diputado oficialista, que no fue apoyada en la Subcomisión de Asuntos Hacendarios, resta la diferencia entre el monto presupuestado en el 2014 y el 2015 y a ese saldo le rebajó un 60%. De esta forma, el recorte propuesto fue de ¢26.198 millones.

Funcionaria pública frente a escritorio
Funcionaria pública frente a escritorio

Debe revisarse. Tanto el ministro de Hacienda, Helio Fallas, como el secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Albino Vargas, reconocen que el sistema de evaluación debe revisarse; no obstante, discrepan de Solís sobre ejecutar el cambio mediante el presupuesto.

“Discrepamos de que este tema se debata al calor del Presupuesto de la República porque tiene una gran carga ideológica contra el empleado público”, dijo Vargas.

“Hay que hacer un nuevo sistema –añadió Vargas– dentro del servicio de evaluación del desempeño para destacar la excelencia, la productividad, la eficiencia y la eficacia versus la mediocridad”.

En el sector privado, el sistema de incentivos está directamente relacionado con el cumplimiento de metas de desempeño preestablecidas, explicó Federico Chavarría, socio de consultoría de Deloitte.

Detalló que usualmente se usa el enfoque cuadro de mando integral ( balanced business score card) o el enfoque de gestión por competencias.

Según la Encuesta Trimestral de Negocios Pulso Empresarial, publicada en agosto de 2009, de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado, en el país poco menos de la mitad (un 42%) de las empresas privadas contaba en ese momento con algún plan de compensación extrasalarial.