Ministro de Hacienda insiste en que calificadora no toma en cuenta algunas acciones del Ejecutivo

Por: Juan Pablo Arias 16 septiembre, 2014

San José

El primer vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas, atribuyó el retiro del grado de inversión y el cambio en la nota de riesgo del país a "la decisión de no hacer en el pasado las reformas fiscales".

Helio Fallas, primer vicepresidente y ministro de Hacienda, dijo que incluso revisará si sobra espacio en la sede de esa cartera. | FABIÁN HERNÁNDEZ
Helio Fallas, primer vicepresidente y ministro de Hacienda, dijo que incluso revisará si sobra espacio en la sede de esa cartera. | FABIÁN HERNÁNDEZ

Así lo manifestó el funcionario en un comunicado de prensa divulgado este mates tras conocerse la decisión de la firma calificadora de riesgo Moody's de rebajar la nota de Costa Rica de Ba1 a Baa3.

"Es preciso indicar que esta calificación responde a la situación heredada de las finanzas públicas, cuyo deterioro se mantiene. Sin embargo, el Gobierno actual reconoce responsablemente esta situación, por lo que las medidas fiscales que se han ejecutado en el corto plazo y las que se implementarán en los próximos meses tienen como fin lograr el fortalecimiento de las finanzas públicas y están en línea con los factores que Moody´s advierte podrían aumentar nuevamente la calificación", manifestó Fallas.

Según el vicepresidente, el anuncio hecho por Moody's este martes deja abierta la posibilidad de mejorar nuevamente la calificación, en la medida que las acciones anunciadas por la actual Administración vayan generando los resultados previstos.

El último intento de una reforma fiscal, se vio frustrado en abril del 2012, cuando la Sala Constitucional declaró insconstitucional el trámite legislativo del proyecto.

Alegato. El ministro Fallas insiste en que la firma calificadora no contempla algunas de las medidas que el Gobierno está implementando.

"Se debe considerar que el déficit proyectado para el 2015 es pasivo, esto significa que no se contemplan las medidas de ingresos y gastos que se vienen implementando en los últimos tres meses, tampoco contempla reformas y acciones que se implementarán en el corto plazo", señaló.

Además afirmó que existe consenso en la Asamblea sobre la necesidad de migrar hacia el impuesto al valor agregado. Esa reforma se llevaría a la corriente legislativa a finales de año, la que se sumaría a la reforma en el impuesto de renta y otras leyes tributarias.

"En cuanto al gasto, el proyecto de presupuesto 2015 contempla una serie de recortes en las partidas menos rígidas. También, el Gobierno ya aplicó el congelamiento y no creación de nuevas plazas, excepto en el sector Educación", expuso.

El ministro añadió que ahora la tarea es asegurar esas calificaciones como un piso y redoblar esfuerzos por recuperar el grado de inversión.