Por: Óscar Rodríguez 7 septiembre

Diana Murillo, gerenta del Instituto de Desarrollo Rural (Inder), confirmó que el contrato de arrendamiento con Hidroeléctrica Aguas Zarcas no puede prorrogarse, pues así lo establece el mismo convenio firmado en 1993.

La jerarca aceptó que, en la Institución, resultó extraño que ni Coopelesca, ni el Banco de Costa Rica (BCR) consultaran la situación legal del contrato del alquiler, previo al otorgamiento del crédito por $32,7 millones otorgado por la entidad financiera.

Holcim Costa Rica vendió, en octubre del 2014, la planta a Coopelesca por $35,3 millones. La cementera se comprometió a recomprar el proyecto si el contrato de uso de terrenos no se renovaba o inscribía uno nuevo antes del 6 de setiembre del 2018.

Diana Murillo, gerenta del Inder, aceptó que se sorprendieron porque ni Coopelesca, ni el BCR consultaron sobre la situación legal de los terrenos alquilados por la Hidroeléctrica Aguas Zarcas, previo a la autorización del crédito.
Diana Murillo, gerenta del Inder, aceptó que se sorprendieron porque ni Coopelesca, ni el BCR consultaron sobre la situación legal de los terrenos alquilados por la Hidroeléctrica Aguas Zarcas, previo a la autorización del crédito.

– ¿El contrato de arrendamiento de tierras de la Hidroeléctrica Aguas Zarcas puede renovarse el próximo año cuando vence?

– En primera instancia ese contrato data de 1993 y es un documento con muchas debilidades. Como gerenta general nunca, en este momento, podría recomendar que la Junta Directiva autorice la firma de un arrendamiento de este tipo.

"En lo que se refiere a prorrogar el arriendo eso sería negativo, totalmente, porque el artículo tercero del contrato entre el antiguo IDA e Hidroeléctrica Aguas Zarcas establece que el plazo de arrendamiento es por 25 años no prorrogables (...) periodo que se cumple el 6 de setiembre del 2018".

– ¿El Inder supo de la venta de las acciones de la planta Aguas Zarcas de Holcim a Coopelesca?

– El contrato de arrendamiento es débil y no establece la obligatoriedad de informar a la Institución de la venta de la Hidroeléctrica Aguas Zarcas (de Holcim a Coopelesca) en octubre del 2014.

"A nosotros sí nos parece un poco extraño y nos sorprendió que el BCR no le preguntara al Inder si se podía renovar el arriendo o vender las tierras. Ni Coopelesca lo hizo, ni lo hizo el Banco antes de dar el crédito.

– ¿El Inder está de acuerdo en hacer un nuevo contrato o vender el terreno a Coopelesca?

– Coopelesca, en el 2015, intentó prorrogar el contrato e hizo la solicitud en la oficina regional del Inder, pero no se le dio trámite. Fue raro que la consulta se hiciera posterior a la compra, además resaltaron que el arriendo era necesario para determinar la factibilidad financiera de la adquisición y el pago del financiamiento al BCR.

"El 26 de mayo del 2017, Coopelesca sí pide comprar la propiedad que el Inder arrienda a la planta Aguas Zarcas.

"La nota más reciente de Coopelesca la mandé a consultar a Asuntos Jurídicos porque la Institución debe tomar una decisión y corresponde a la Junta Directiva decidir si se vende".

– ¿Es de interés público para el Inder vender la tierra a la Cooperativa?

–La Ley del Inder le permite a la Institución vender algunos de sus activos, obviamente debe fundamentarse bien. En este caso Coopelesca, brinda un servicio público en una zona rural. Por eso vamos a esperar el criterio jurídico.

– En este caso no solo está el interés público del servicio dado por Coopelesca, sino también los fondos públicos prestados por el BCR. ¿El riesgo es por ambas vías?

– Correcto, para poder responder a Coopelesca (sobre la opción de compra) sí requerimos el criterio jurídico claro.

"La propiedad del Inder es primordial para el proyecto porque sino no podría operar la planta. El 48% del canal que transporta el agua al embalse de la planta pasa por terrenos del Inder, el resto por propiedades de la Cooperativa".