Uno de los factores que influye son los fuertes desembolsos en pago de intereses

Por: Patricia Leitón 21 julio, 2015
En el primer semestre de este año el gasto de capital, en obras, como la ampliación de la carretera entre Cañas y Liberia, Guanacaste, aumentó 8,3%. | MELISSA FERNÁNDEZ
En el primer semestre de este año el gasto de capital, en obras, como la ampliación de la carretera entre Cañas y Liberia, Guanacaste, aumentó 8,3%. | MELISSA FERNÁNDEZ

El gasto del Gobierno se desaceleró, pero continúa creciendo por encima de los ingresos.

Si se considera la variación del gasto acumulado, en los últimos 12 meses a cada mes, se nota que desde marzo del 2013 su tasa de crecimiento es mayor que la de los ingresos.

Por ejemplo, el gasto del Gobierno acumulado, entre el 1.° de julio del 2014 y el 30 de junio del 2015, suma ¢5,5 billones, un 4,2% comparado con la erogación total entre el 1.° de julio del 2013 y el 30 de junio del 2014. El ingreso sube 3,1% en los mismos periodos.

Las cifras se expresan en colones actuales (de junio del 2015) para restar el efecto de los gastos que aumentan solo porque suben los precios.

Esta situación hace que el déficit financiero del Gobierno Central (gastos totales menos ingresos totales) siga al alza.

En los últimos 12 meses que terminaron en junio del 2015, el valor presente de dicho déficit fue de ¢1,6 billones, lo cual representa un 5,7% de la producción estimada para este año.

El ministro de Hacienda, Helio Fallas, argumentó que este año se toparon con fuertes amortizaciones de deuda que explican el crecimiento del presupuesto (de 19%) respecto al año pasado.

infografia
Además, el gasto por intereses crece el doble del gasto total, al menos en el primer semestre, debido a la deuda acumulada.

Fallas destacó que en el primer semestre del año, el gasto total subió 9,9%, el menor aumento en igual periodo, en 10 años.

Del lado de los ingresos, hay una caída en la recaudación del impuesto de ventas por aduanas, ante la contracción de las importaciones, pero un alza en el tributo de renta, en parte porque los bancos pagaron más este año.

En el futuro. Para el próximo año, Fallas espera que el crecimiento del presupuesto sea menor porque ya no habrá tanta amortización de deuda.

Para el economista Rodrigo Bolaños, el Gobierno trata de controlar el gasto, pero ahora la menor actividad económica le hace la tarea más difícil, porque los ingresos, probablemente, se desaceleren con el menor crecimiento en la manufactura fuera de zonas francas y el agro.

“Por ello, el Gobierno tendrá que buscar reducir más el crecimiento del gasto, para que el déficit no sea mayor”, comentó.

En contra juegan los gastos en intereses, y a favor, que el alza salarial del sector público para el segundo semestre fue baja.

Para el economista Hermann Hess, los principales problemas son la efectividad de la recaudación y el crecimiento el gasto.

“La mayoría de las relaciones que tienen que ver con la recaudación muestran una preocupante tendencia a la baja desde hace varios años, en contraste con la dirección creciente que muestra la proporción del gasto público dentro de la actividad económica nacional”, comentó Hess.