Operadoras solo tienen 0,78% de los recursos en títulos de fideicomisos, pero Supén espera que el porcentaje crezca

Por: Óscar Rodríguez 28 octubre, 2014
Inversiones en fideicomisos
Inversiones en fideicomisos

Las operadoras de pensiones complementarias podrían invertir hasta $850 millones (¢460.000 millones) de los dineros que administran en fideicomisos de infraestructura.

Así lo estimó la Superintendencia de Pensiones (Supén) por solicitud de La Nación .

La entidad también confirmó que el pasado 22 de setiembre el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) derogó el tope máximo que tenían las OPC para invertir en emisiones de valores destinadas a obras. El cambio está pendiente de publicarse en La Gaceta .

José Luis Arce, presidente del Conassif, detalló que desde el 2013 iniciaron un proceso de análisis de la demanda de productos de inversión para las operadoras.

“Se hicieron reformas para moverse de un esquema que establecía porcentajes fijos de inversión en este tipo de instrumentos (fideicomisos) a uno que deja espacio para que los fondos administren sus portafolios sin esas restricciones”, dijo.

Dicho cambio se une al relanzamiento de los reglamentos de fideicomisos de infraestructura y de titulación de obras, publicados a comienzos de octubre de este año.

Hermes Alvarado, gerente de BN Vital, confirmó que el cambio en la normativa da la posibilidad de aumentar el monto para invertir en fideicomisos de infraestructura.

"Los $850 millones corresponden aproximadamente al 10% de los saldos administrados por todas las operadoras de pensiones. Sin embargo, si hay más de un fideicomiso este porcentaje se amplía", aseguró Alvarado.

Según el corte a setiembre pasado, los fondos de pensiones complementarias, administraban ¢3,6 billones de los trabajadores, que equivalen al 13,3% de la producción del país.

De dicho monto, solo ¢28.450 millones; es decir, 0,78% del total, está invertido en fideicomisos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), utilizados para construir plantas de generación de energía.

Vida Plena, la operadora de pensiones del Magisterio Nacional, posee el 36% de la inversión total en infraestructura.

Las operadoras de pensiones complementarias tienen invertidos ¢28.450 millones en tres fideicomisos de titulación de obra pública del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Uno de los proyectos es la planta térmica de Garabito, ubicada en Puntarenas. | ARCHIVO/MARVIN CARAVACA
Las operadoras de pensiones complementarias tienen invertidos ¢28.450 millones en tres fideicomisos de titulación de obra pública del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Uno de los proyectos es la planta térmica de Garabito, ubicada en Puntarenas. | ARCHIVO/MARVIN CARAVACA

Oportunidad. Mauricio Rojas, gerente de BCR Pensiones, dijo que los cambios avalados por el Conassif promoverán el uso de los fideicomisos de obra, así como el apetito de las OPC por invertir en ellos.

Otros jerarcas enfatizaron que las reformas permitirán diversificar la cartera de inversión. Además, indicaron que la manera en como se estructuraban antes estos instrumentos dificultaban la posibilidad de destinar más fondos.

“Vemos gran oportunidad. Estamos en la etapa de evaluación de posibilidades de inversión, tratando siempre de buscar alternativas rentables con un riesgo apropiado”, dijo Marvin Rodríguez, gerente de Popular Pensiones.

Del lado de las precauciones, tanto las OPC como Supén coincidieron en que cada entidad debe administrar sus riesgos. “Deben procurar una adecuada gestión de las inversiones con base en criterios de valoración, control y manejo de riesgos”, enfatizó Édgar Robles, superintendente de Pensiones.

Para José Manuel Arias, gerente de BAC Pensiones, la máxima responsabilidad es el resguardo de las futuras pensiones de los clientes.