Cobro de fisco por $4 millones generó faltante de recursos, dice Banco Nacional

Por: Óscar Rodríguez 21 octubre, 2015
La represa Cariblanco, ubicada en Sarapiquí, tuvo una inversión de $170 millones. El ICE alquila el proyecto hidroeléctrico desde octubre del 2007, por un costo mensual de $2 millones. | CARLOS GONZÁLEZ/ARCHIVO
La represa Cariblanco, ubicada en Sarapiquí, tuvo una inversión de $170 millones. El ICE alquila el proyecto hidroeléctrico desde octubre del 2007, por un costo mensual de $2 millones. | CARLOS GONZÁLEZ/ARCHIVO

El Fideicomiso de Titularización del Proyecto Hidroeléctrico Cariblanco suscribió un crédito por $10 millones para pagar a sus acreedores.

En diciembre, el fiduciario afrontará un vencimiento de bonos de deuda por $35 millones y usará el préstamo para completar los recursos necesarios para pagar el principal de la serie emitida en el 2005.

El Banco Nacional, fiduciario del proyecto, informó de que el crédito es con el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa).

Carolina Villalobos, jerarca de la Dirección Fiduciaria del Banco, dijo que solo se desembolsará el monto requerido para atender la amortización de la emisión de deuda. Sin embargo, no detalló la cantidad.

Añadió que la carencia temporal de liquidez se generó luego de una auditoría tributaria en el 2010. “Se atendió un pago de renta relacionado con ganancias cambiarias no realizadas, por un monto aproximado de $4 millones que desalineó la programación financiera”, manifestó.

Precisamente, para cancelar dicho cobro, el fideicomiso recurrió a otro préstamo .

Rafael González, socio de Impuestos de Deloitte, explicó que la Sala Primera y el Tribunal Contencioso-Administrativo dictaron el año pasado que las ganancias o pérdidas por variación del precio del dólar son gravables o deducibles solo si se realizan.

Pero, para el fisco, la utilidad por diferencial cambiario se grava, aunque sea solo contable.

La planta de Cariblanco tuvo una inversión de $170 millones y se financió, en un 95% con emisión de deuda. La obra está ubicada en Sarapiquí de Heredia.

El proyecto finalizó su construcción en el 2007 y, desde octubre de ese mismo año, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) alquila la obra por un costo mensual de $2 millones.

El Banco Nacional no prevé que en los próximos vencimientos de bonos deba recurrir a un préstamo para pagar a sus acreedores.

Villalobos confirmó que se desechó la posibilidad de elevar el costo del arrendamiento al ICE, pues los ingresos actuales permiten al fideicomiso enfrentar sus compromisos.