28 abril, 2016

El banco central de Estados Unidos, la Reserva Federal (FED), acordó ayer mantener sin cambios la tasa de interés de referencia para el mercado financiero de ese país, con lo que se prolongaría aún más el periodo de ajuste al alza que se inició en diciembre del 2015.

El Comité Federal de Mercado Abierto, que agrupa a los gobernadores de la FED, determinó este 27 de abril que el interés de referencia permanezca entre 0,25% a 0,50% debido a un menor ritmo de crecimiento de la economía de ese país.

“El Comité espera actualmente que con ajustes graduales en la orientación de la política monetaria, la actividad económica se expandirá a un ritmo moderado”, dice el comunicado de la autoridad monetaria.

Para el economista Jorge Guardia, efectivamente las tasas de interés más altas llegarán más tarde de lo que inicialmente se esperaba y, por lo tanto, es probable que ocurran ajustes al alza en el 2017.

Según Guardia, por el momento no se ve la necesidad de atacar la economía, debido a que la inflación estadounidense aún es baja como consecuencia de una contracción prolongada de la demanda y por el bajo precio del petróleo y las materias primas.

En esta oportunidad, la FED dio menos importancia a la situación internacional, pero el economista Rodrigo Bolaños consideró que los estadounidenses todavía ven que las principales economías del resto del mundo, como China, siguen con un lento aumento de su producción.

No obstante, Luis Diego Herrera, economista del grupo Acobo, explicó que no se trata solo de una prolongación en el plazo, sino, más bien, de que la FED ahora toma las decisiones solo al observar el comportamiento de las principales variables macroeconómicas.

Etiquetado como: