Hace énfasis en los casos de Japón y China, pero también alude a Alemania

 13 octubre, 2014

Washington. AFP Estados Unidos (EE. UU.) se declaró frustrado porque varios países no hacen lo suficiente para impulsar el crecimiento de sus economías.

El secretario del Tesoro estadounidense, Jacob Lew, se quejó de que varios Gobiernos de Europa, así como Japón y China, no han ofrecido el apoyo necesario.

“Los líderes europeos deberían centrarse en volver a calibrar sus políticas para hacer frente a la persistente debilidad de la demanda” , dijo el secretario del Tesoro.

Agregó que el panorama de Japón es incierto pues se pronostica que mantendrá un crecimiento débil este año y el próximo. Dijo que el Gobierno japonés necesita calibrar cuidadosamente sus reducciones presupuestarias y “avanzar con decisión para poner en práctica las reformas estructurales necesarias para promover el crecimiento”.

El secretario del Tesoro, Jacob Lew, y la directora del Banco Mundial, Sri Mulyani Indrawati. | AFP
El secretario del Tesoro, Jacob Lew, y la directora del Banco Mundial, Sri Mulyani Indrawati. | AFP

Sobre China, dijo que su economía sigue siendo fuerte, pero que aumentan los riesgos y que necesita poner más énfasis en el crecimiento impulsado por el consumo.

Lew no mencionó a Alemania por su nombre, pero estaba claro que sus observaciones sobre Europa se centraron en la renuencia de ese Gobierno a hacer más para estimular el crecimiento. “Los países con superávits externos y flexibilidad fiscal necesitan hacer más para impulsar el crecimiento”, dijo.

Fue en ese contexto que los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G-20 se reunieron durante dos días de conversaciones que concluyeron el viernes pasado, antes de las reuniones del Fondo Monetario Mundial (FMI) y el Banco Mundial.

Después de estas conversaciones, los ministros dieron a conocer planes de una iniciativa global para construir carreteras, puertos, ferrocarriles y otros proyectos de infraestructura que ayuden a impulsar el crecimiento mundial en $2 billones durante los próximos cinco años, para crear empleos.