Por: Marvin Barquero 19 noviembre, 2014

Los empresarios y los primeros resultados de un estudio de la Fundación Georgia Tech coinciden en que los tiempos de paso en los puestos fronterizos costarricenses siguen como un problema de competitividad.

El asunto es relevante porque un 20% (1,67 millones de toneladas) del volumen total de exportaciones del país se envía a América Central por vía terrestre, según la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

Emmanuel Hess, director de la Fundación Georgia Tech Costa Rica, explicó que el principal problema es el de los tiempos de espera. Agregó que eso se refiere a los traslados de quien quiere exportar carga entre diferentes oficinas para realizar los trámites.

Francisco Quirós, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Transportistas de Carga (Canatrac), reconoció que en Peñas Blancas, La Cruz, frontera con Nicaragua, hubo mejoras como las cinco casetillas en el paso, donde se pueden hacer todos los trámites (aduanas, migratorios, sanitarios, seguridad, impuestos y otros).

Empero, se repite con frecuencia que no hay personal de una de las instituciones; por ejemplo, Migración o el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Fiorella Bulgarelli, directora ejecutiva de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), comentó que desde el 2006 se inició un plan para mejorar esos pasos y llamó a acelerar las obras.

Hess y Quirós dijeron que también hay instituciones que abren hasta las 12 medianoche, pero otras lo hacen hasta las 9 p. m.

Las entidades afirmaron que el problema ocurre por falta de recurso humano. Francisco Dall’Anese Álvarez, director del Servicio Fitosanitario del Estado, dijo que mantienen personal hasta medianoche, pero se reduce porque tienen que pagar horas extra después de las 10 p. m.