31 octubre, 2014

Washington. EFE La economía de Estados Unidos creció 3,5% en el tercer trimestre del 2014, impulsada, fundamentalmente, por un aumento de las exportaciones y del gasto en defensa, informó ayer el Departamento de Comercio.

El primer cálculo del Gobierno sobre la evolución del producto interior bruto (PIB), entre julio y setiembre, superó las expectativas de los analistas, que habían pronosticado un crecimiento del 3%.

El avance del 3,5% en el PIB, entre julio y setiembre, fue menor al del segundo trimestre, cuando la economía creció a un ritmo anual del 4,6%, el mayor desde que terminó la crisis a mediados de 2009.

En el tercer trimestre, el aumento en el gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios del PIB, se desaceleró hasta el 1,8%, desde el 2,5% registrado en el periodo anterior.

De acuerdo con el informe del Departamento de Comercio, las exportaciones tuvieron en el tercer trimestre del año un incremento del 7,8%, mientras que las importaciones cayeron un 1,7%.

El gasto del Gobierno federal también tuvo un incremento significativo del 10%, liderado por una subida del 16% en el sector de defensa, la mayor desde 2009.

Los datos del PIB se dieron a conocer tras el anuncio de la Reserva Federal de concluir, finalmente, este miércoles, el multimillonario programa de estímulo monetario a través de la compra de bonos.